Una encuesta de la Universidad de Buenos Aires midió las expectativas de los argentinos y encontró una nueva “grieta”

close up photo of a white wall with cracks
Getting your Trinity Audio player ready...

El Observatorio de Psicología Social de la Universidad de Buenos Aires midió lo que llamó “Termómetro psicosocial y económico” y lo que sigue son las principales conclusiones:

El presente informe nos vuelve a mostrar, una vez más, la profunda grieta multidimensional (cognitiva, ideológica, de cosmovisión socio-política y emocional) que ha caracterizado a la sociedad argentina desde hace dos décadas.

Los representantes polares de la grieta han ido mutando desde el 2000 en adelante, desde kirchnerismo-antikirchnerismo, kirchnerismo-macrismo, mileísmo-antimileísmo, pero lamentablemente la grieta sigue y se ha cristalizado y exacerbado en los distintos estratos sociales.

En cada uno de los ejes temáticos y sobre la percepción de problemas que abordamos en este estudio, los resultados obtenidos sólo pueden ser bien descriptos y comprendidos si aplicamos la segmentación por voto.

Los estados de ánimo se bifurca en positivos y negativos, según se esté a un lado u otro de la grieta. Lo mismo sucede con la autopercepción de bienestar general (positivo para los votantes de Milei y muy negativo para los de Massa); para la prospectiva sobre la economía personal (más optimista para los votantes de Milei y más pesimista para los de Massa); para evaluar el nivel de gravedad de la crisis (mucho más grave para los que han votado a Massa); para rankear los problemas del país (con ranking
muy diferentes según el voto).

Y así podríamos seguir con la mayoría de las variables abordadas. En este contexto, un dato de gran valor psicológico y muy significativo por su alto porcentaje es que el 72% afirma que los problemas económicos afectan en gran medida a su salud mental.


Dejamos para el final una reflexión complementaria referida al impacto que han tenido las constantes y turbulentas crisis socioeconómicas en la subjetividad de los ciudadanos argentinos. De acuerdo a los datos recogidos en los numerosos estudios que realizamos desde OPSA, es notorio que sobre cada problemática abordada, si describiéramos lo que piensa y siente la sociedad en su conjunto, estaríamos “licuando” los resultados al promediar los extremos polarizados.

Es decir, sólo separando las “dos poblaciones” es que se puede echar un poco de luz diagnóstica sobre las partidas mentales (emociones y pensamientos) que están presentes en los individuos de una sociedad que aparece como irremediablemente escindida.

El informe completo

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com