Según un informe, las mujeres no sólo cobran menos que los hombres, sino que también solicitan salarios más bajos

Brecha salar­i­al: Ser mujer en Argenti­na sig­nifi­ca solic­i­tar cobrar, en prome­dio, un 17% menos
Esta difer­en­cia en los salarios pre­tendi­dos aumen­ta en para­le­lo al senior­i­ty de los
car­gos: es de un 5,62% en los junior, de un 19,26% en los senior y semi senior, y de un 21,68%
en los de may­or jer­ar­quía.

Según el últi­mo Index del Mer­ca­do Lab­o­ral de Bumer­an, el por­tal de empleo líder en
Lati­noaméri­ca, la difer­en­cia prome­dio en la pre­ten­sión salar­i­al entre mujeres y hom­bres
es de un 17,31%.

Esto significa no sólo que el género femenino recibe
menores salarios, sino que también solicita
remuneraciones inferiores.

Además, la brecha del salario requeri­do aumen­ta en para­le­lo al senior­i­ty del car­go:
en nive­les junior es de un 5,62%, en puestos senior o semi senior es de un 19,26%,
y en posi­ciones de may­or jer­ar­quía alcan­za el 21,68%.


“Al con­sid­er­ar lo que las per­sonas de difer­entes géneros expre­san que quieren cobrar,
podemos notar que la brecha salar­i­al se proyec­ta en una per­cep­ción desigual del val­or de
su tra­ba­jo en mujeres y hom­bres. Y, en con­traste con lo que podríamos supon­er, esta
per­cep­ción no parece dis­minuir al adquirir una may­or expe­ri­en­cia pro­fe­sion­al sino a
aumen­tar. Las mujeres con la trayec­to­ria sufi­ciente como para solic­i­tar un puesto de jefatu­ra
val­o­ran aún menos, en tér­mi­nos rel­a­tivos, su capaci­dad de tra­ba­jo que aque­l­las que dan
sus primeros pasos en el mun­do lab­o­ral”,
expli­ca Car­oli­na Moli­naro, Head of Mar­ket­ing de
Jobint.


En sep­tiem­bre, el salario prome­dio requeri­do por las mujeres fue de $335.590 pesos por
mes, mien­tras que el de los varones fue de $393.668 pesos por mes. Las mujeres pidieron
cobrar $58.078 pesos menos que los hom­bres.

Al aplicar a puestos de tra­ba­jo junior, las mujeres solic­i­taron en prome­dio $260.323 pesos
por mes y los hom­bres $274.941 pesos por mes. La difer­en­cia salar­i­al pre­tendi­da para las
per­sonas tra­ba­jado­ras femeni­nas que recién se incor­po­ran al mer­ca­do lab­o­ral fue de
$14.618 pesos.

Las y los pos­tu­lantes senior o semi senior, requirieron en prome­dio $334.956 pesos por
mes en el caso de las mujeres y $399.468 pesos por mes en el de los hom­bres. Los
salarios mas­culi­nos pre­tendi­dos fueron $64.512 pesos más altos.

En los car­gos de may­or jer­ar­quía, la brecha salar­i­al se cristal­izó en $102.850 pesos
menos para las mujeres, que pidieron cobrar en prome­dio $474.369 pesos frente a los
$577.219 que deman­daron los varones.

La par­tic­i­pación femeni­na en la búsque­da de empleo se reduce al aumen­tar el
senior­i­ty de los puestos. En el niv­el junior, el 47,67% de las per­sonas que se pos­tu­lan a
empleos son mujeres. En las posi­ciones de jefa/jefe o supervisora/supervisor, sólo el
29,31% de las respues­tas a los avi­sos pertenecen a mujeres.


“Con la par­tic­i­pación femeni­na en la búsque­da de empleo podemos obser­var un fenó­meno
pare­ci­do al que se reg­istró respec­to a la brecha salar­i­al pre­tendi­da. Las mujeres se pos­tu­lan
en menor can­ti­dad a los puestos de may­or jer­ar­quía”,
agre­ga Moli­naro.


Al analizar el com­por­tamien­to de la pos­tu­lación femeni­na a los avi­sos de empleo en lo
que va del año, se obser­va una dis­min­u­ción de su par­tic­i­pación. Mien­tras en enero,
había una pari­dad en las pos­tu­la­ciones de hom­bres y mujeres a los avi­sos; este número
fluc­tuó has­ta lle­gar a su pun­to mín­i­mo en sep­tiem­bre con el 45,85% de las pos­tu­la­ciones
real­izadas por mujeres.


El salario pre­tendi­do prome­dio fue de $376.632


En sep­tiem­bre, el salario pre­tendi­do prome­dio fue de $338.840 por mes: un 11,15% más
que el mes ante­ri­or. Según el senior­i­ty del puesto, la media salar­i­al fue de $567.738 por
mes en las posi­ciones de jefe y super­vi­sor con un aumen­to de 6,09%, $381.075 por mes
en las cat­e­gorías senior y semi senior con una suba del 12,24%, y de $257.625 por mes en
los nive­les junior con un incre­men­to del 13,06 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *