Se terminó la transición civilizada entre Llayorza y Mestre en la ciudad de Córdoba

No son tiempos de transiciones políticas civilizadas y Córdoba capital no es la excepción. El intendente electo Martín Llaryorza (PJ) virtualmente rompió relaciones con Ramón Mestre (UCR) y denunció ocultamiento de datos y nombramiento de contratados.

El 12 de mayo fue la elección en Córdoba en la que le peronismo le arrebataba la intendencia a los radicales que venían gobernando desde hace 16 años y la novedad fue que, apenas un día después, Mestre y Llaryorza crearon por ordenanza una Mesa de Transición para el traspaso.

De esa forma se entabló un diálogo institucional entre funcionarios entrantes y salientes para que el recambio no fuera traumático, pero la relación se desmadró ayer cuando el intendente electo decidió abandonar esa Mesa.

El vice intendente electo Daniel Passerini explicó que la idea del peronismo triunfante no era «cogobernar» con Mestre ni tampoco «interferir» en la gestión y explicó que por eso le pidieron al dirigente radical que no tomar medidas que tuvieran «consecuencias posteriores al 10 de diciembre como emisiones de deuda o ingreso de personal»

«Lamentablemente -dijo el funcionario entrante- nos encontramos que después de llevarnos una información al día siguiente ingresaba una ordenanza al Concejo Deliberante donde se modificaba esa realidad y, además, se tomaron decisiones que comprometen el presupuesto del año que viene con encuadramientos del personal y pases a planta» que afectarán la nueva gestión. 

Según Passerini, con el avance de la transición «hubo información que no aparecía y la que se nos ofrecía no era la que necesitábamos», mientras que desde el “mestrismo» rechazaron esas acusaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí