Salta: Lo que empezó con el hallazgo de trabajadores ilegales en una minera se está convirtiendo en un escándalo

Getting your Trinity Audio player ready...

Todo esto implica un serio desorden administrativo que también se ve reflejado en las contrataciones y subcontrataciones que realiza la firma.

La empresa adquirió las propiedades mineras en 2017. En 2018 se constituyó Posco Argentina, se abrieron oficinas en Salta y luego en Catamarca. Desde ese entonces siempre recibieron observaciones en sus presentaciones ante la Secretaría de Minería.

Desde el sector de los proveedores mineros ven con preocupación lo ocurrido y aprovecharon la oportunidad para prender las luces sobre un tema que los viene inquietando desde hace tiempo. “Hay que transparentar la gestión de compra de las mineras, frente a la sociedad y frente a las legítimas empresas locales que trabajan con la minería”, afirmó a El Tribuno Diego Pestaña, presidente de la Cámara de Proveedores de Empresas Mineras de Salta (Capemisa).

El empresario aseguró que llama la atención que en muchos casos las obras que resultan ser adjudicadas o tercerizadas desde las empresas mineras siempre están relacionadas con otras empresas donde hay accionistas coreanos o chinos. “En Salta nos conocemos todos y es muy extraño que haya obras que resulten adjudicadas a empresas locales que no tienen capacidad y que luego terminan asociadas a empresas de Buenos Aires donde hay chinos o coreanos. Entonces la riqueza y el trabajo no queda en la provincia ni en los municipios, sino en las propias mineras, que evaden las leyes con el respaldo local”, disparó Pestaña.

“Buscamos soluciones. Sabemos que Posco es una empresa seria, pero aquí se salieron de los compromisos con la provincia”, manifestó.

No obstante, el empresario advirtió que la provincia no es ajena a esto y se manifestó a favor de mayores controles y la aplicación de sistemas como en Chile, donde las prestaciones para la actividad minera se desarrollan con listados de empresas locales.

La sospecha sobre la constitución de sociedades

En los últimos meses, en publicaciones del Boletín Oficial de la Provincia aparecieron constituciones de sociedades integradas por accionistas de nacionalidad surcoreana o con integrantes del directorio de ese origen.

El dato no es menor, ya que esa es la estrategia que utilizan para violar artículos de la ley de promoción minera, que brinda prioridad a las empresas locales para obras y servicios de la minería. Esas sociedades mayormente se constituyen con un plazo de 99 años y se abocan a la construcción, diferentes servicios mineros, instalaciones, maquinarias y otros rubros clave para la minería.

Algunos de los surcoreanos se acogen al modelo de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que les permiten funcionar de forma más rápida y con trámites más simples.

Otro dato no menor, aunque al margen de la constitución de empresas y sociedades, es que muchos coreanos llegan a Salta a instalarse con sus familias para que se facilite su radicación, con lo cual consiguen avanzar y logran derechos de ciudadanía y obviamente sobre actividades económicas y productivas.

En este orden, el subsecretario de Trabajo y Producción de Empleo de la Municipalidad de Güemes, Daniel Quinteros, brindó más detalles a El Tribuno: “El problema arrancó cuando gente de mi pueblo me vino hacer reclamos porque había mano de obra de Perú, México y Corea. Yo tenía entendido que los coreanos habían entrado legalmente a la Argentina, traídos por su propia empresa. Después nos enteramos que los coreanos también habían entrado ilegalmente por el Norte y por Buenos Aires, y además que estaban con visa de turista y no de trabajo”. El funcionario afirmó que buscan sobre todo cuidar la mano de obra local, del municipio Güemes, Salta, la Argentina y por último la extranjera.

Aseguró que no se trata de discriminación sino que se debe cumplir el cupo laboral que está establecido por ordenanza municipal, de un 80% de mano de obra para la ciudad local. “En la minera Posco todos los encargados y supervisores eran extranjeros y no estaban legalmente en la Argentina. Es por eso que al permanecer como ilegales hubo un operativo con Migraciones y la Policía Federal”, dijo.

Agregó que desde la secretaría a su cargo hicieron la denuncia pública de que había mano de obra extranjera y que no tenían papeles en regla. “Sabíamos que era gente que había entrado por otro lado. Nosotros lo advertimos luego de un problema sindical que tuvimos dentro de la empresa, donde muchos trabajadores nos dijeron que no tenían oportunidad. Ya que la mayoría de los que contrataban eran coreanos. Ahora vemos que se trataba de un sector grande de personas en estas condiciones”, aseguró a El Tribuno de Salta.

Sobre el destino de estas personas, dijo que se les hizo un acta y se los trasladó a Salta para que declaren su situación.

En medio del escándalo desatado por la presencia de trabajadores extranjeros ilegales en la empresa Posco Argentina, CAPEMISA fue por más y emitió un comunicado este sábado en el que expresa su postura y preocupación ante los recientes acontecimientos.

Uno de los puntos críticos abordados en el comunicado es la aparición de empresas extranjeras que ganan licitaciones mediante prácticas desleales, cotizando a valores inferiores a los costos reales y eludiendo así sus responsabilidades fiscales en Argentina. Se destaca que estas prácticas no solo afectan a las empresas locales que compiten de manera honesta, sino que también dejan sin trabajo a trabajadores registrados y tributando en el país.

La Comisión Directiva de CAPEMISA expresa su desconcierto ante la posibilidad de que trabajadores ilegales hayan ingresado a la planta de Posco Argentina, haciendo hincapié en que los controles de documentación previos al ingreso son condiciones indispensables para todos los contratistas. Se hace un llamado a Posco SAU y a otras empresas del sector a revisar sus sistemas de contratación y control para garantizar la ética y la transparencia en sus operaciones.

“La situación denunciada no es exclusiva de Posco, según el comunicado, sino que se repite en otras empresas de diferentes orígenes. CAPEMISA insta a todas las empresas del sector a reflexionar sobre sus prácticas y a comprometerse con un marco de competencia justa y transparente. Se ofrece colaboración para implementar un sistema de evaluación de proveedores y licitaciones transparente, similar al existente en Chile, con el objetivo de evitar futuras irregularidades que perjudiquen al sector y a la comunidad en general”.

“Finalmente, se invita a trabajadores y proveedores a denunciar cualquier irregularidad ante CAPEMISA o las autoridades pertinentes, reafirmando el compromiso de la cámara en preservar la integridad y el futuro del sector minero en Argentina”.

El escándalo desatado tras la detención de trabajadores ilegales que cumplían funciones jerárquicas en la empresa minera Posco tiene por estas horas otros alcances que podrían derivar en situaciones mucho más complejas, como por ejemplo la conformación de sociedades y empresas “fantasma”, creadas con el fin de evadir las leyes mineras y obtener ganancias por fuera de los controles impositivos, en momentos en que la compañía surcoreana se prepara para iniciar las tareas de extracción y exportación de litio desde el Salar del Hombre Muerto.

La canciller Diana Mondino mantuvo en diciembre una reunión de trabajo con el vicepresidente de POSCO Argentina, Chung SungKook, quien confirmó el interés de la empresa en continuar sus inversiones en nuestro país en materia de litio. El proyecto representa la inversión más importante de la compañía, fuera de Corea del Sur, de los últimos 60 años, según informaron en su momento desde la Cancillería.

En ese marco, la canciller Mondino remarcó la importancia que la actividad minera representa para nuestro país, así como su relevancia en materia de transición energética, en particular en lo referido a la exploración y explotación de litio y a la generación de energías renovables.

En este sentido, Chung SungKook se refirió a sus proyectos en el país y sus planes para incrementar la producción de litio en los próximos años, así como la posibilidad de explorar nuevos proyectos vinculados a hidrógeno verde. El directivo de POSCO Argentina destacó que la empresa se provee con producción nacional ‑en tanto la oferta lo permite- y mencionó que emplea personal local, a fin de contribuir al desarrollo de las comunidades provinciales.  

POSCO es considerado el quinto grupo empresarial de Corea del Sur y uno de los principales productores de acero del mundo. La empresa suministra el 10% de todo el acero mundial destinado a la industria automotriz. Cuenta con presencia en 53 países y 100 mil empleados a nivel mundial, con una facturación que supera los 70 mil millones de dólares anuales.

Con información de *El Tribuno de Salta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com