Pullaro remató autos de los narcos y le respondieron con una seguidilla de coches incendiados

Getting your Trinity Audio player ready...

Las autoridades santafecinas sospechan que estos hechos son una respuesta a la decisión del juez federal de Morón, Jorge Rodríguez, de extremar el aislamiento del jefe narco Ariel “Guille” Cantero, y a su sobrino Uriel Cantero debido a que se descubrió que triangulaban llamadas desde el teléfono oficial de la cárcel de Marcos Paz.

Pero también puede ser una respuesta al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, quien participó este jueves de una subasta de 40 vehículos decomisados a distintas bandas narco en Rosario y remarcó que van “a meter presos a quienes no dejan vivir en paz y a rematar sus bienes”.

Pullaro estuvo junto a los ministros de Justicia y Seguridad de esa provincia, Pablo Cococcioni, y de Gobierno e Innovación Pública, Fabián Bastía, en el remate que llevó adelante la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (Aprad) en el salón Metropolitano de la ciudad de Rosario.

Durante la subasta, los más de 4.500 inscriptos pujaron por 21 autos, seis pick up, 12 motos y un auto de colección, que tenían un precio base de entre un 40 y un 60 por ciento del valor de mercado. 

A los vehículos se les cambió el dominio para que no terminen asociados a las organizaciones criminales a las que les fueron quitados, para brindar seguridad a las personas que estén interesadas en adquirirlos.

Pullaro destacó que “esta subasta es una política pública, que nunca se debió dejar de llevar a cabo” y recordó que “surgió de una ley que tiene la provincia de Santa Fe, la única de Argentina, que apunta a golpear en el corazón de las organizaciones criminales, en lo que más les duele, que son los bienes y el dinero para quebrar así las posibilidades que tienen de seguir cometiendo delitos”.


“Bullrich, Pullaro y Cococcioni, esto es por ustedes queremos que vuelvan las llamadas y las visitas si no vamos a seguir matando inocentes”. Firmado: “Los rosarinos”
, dice la nota con las amenazas.

La quema de autos habría sido llevada a cabo entre las 2 y las 4 de este sábado, y según trascendió, por personas que se movilizaban en un auto Renault Clio de color gris y arrojaron elementos incendiarios sobre vehículos estacionados en distintos barrios de Rosario. Por uno de los hechos dos hombres y una mujer fueron detenidos.

Uno de los hechos ocurrió en Santiago al 3800, donde el fuego alcanzó a tres vehículos. Los otros siniestros fueron en Turing al 4500, Italia al 3800, Walter y Mitre, La Paz al 3300, Gutemberg al 1500, Laprida al 6300.

En tanto, y según trascendió, en Urquiza y Provincias Unidas, la Policía detuvo la marcha de un vehículo en el que iban dos hombres y una mujer, y tanto el vehículo como las manos y las prendas de los ocupantes exhibían rastros de hollín, por lo que quedaron detenidos.

Este viernes la Justicia federal de la ciudad de Santa Fe procesó con prisión preventiva al ex subjefe de la División Unidad Operativa Federal (Duof) Santa Fe de la Policía Federal (PFA) Leonardo Benítez, acusado de recibir coimas millonarias para beneficiar al empresario condenado por estar al frente de una banda narco y por estafas en perjuicio de la Afip, Juan Suris. 

Juan Ignacio Suris, quien fue ex pareja de la vedete Mónica Farro, había sido detenido en la provincia de Santa Fe luego de haber recibido una nueva condena en la ciudad de Bahía Blanca a cinco años de prisión por ser considerado jefe de una asociación ilícita que estafó a la AFIP con la elaboración de facturas truchas.

El subcomisario de 45 años fue imputado por el juez federal Aurelio Cuello Murúa por el delito de cohecho, peculado y abuso de autoridad, además de otros delitos como encubrimiento doblemente agravado y violación de secretos.

En la misma resolución el juez también procesó a Suris, por los delitos de cohecho activo, por ser el que pagaba las coimas que le atribuyeron recibir a Benítez, y encubrimiento agravado.

También fue procesada la actual pareja de Suris, Mariana Martínez, acusada de pagar las coimas al subcomisario.

Juan Suris está preso condenado a cinco años de cárcel como líder de una asociación ilícita que estafó a la Afip, y esa pena se unificó en ocho años con otra recibida como jefe de una banda narco.

En tanto, el ex subjefe de la Policía, Benítez, quedó implicado en la causa a partir de una denuncia anónima sobre los presuntos beneficios que le brindaba a Suris: le otorgaba un alojamiento privilegiado en la dependencia federal.

A Suris también se le atribuye haber usado el celular de Benítez. Además de ser procesados, Benítez, Suris y Martínez, deberán pagar multas millonarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com