Por los siderales aumentos en el directorio de YPF, el Gobierno se enfrenta al propio Gobierno

Getting your Trinity Audio player ready...

El Gobierno calificó de “descabellados” los aumentos de sueldos de los directivos de YPF, la empresa con mayoría e participación estatal, según indicó este lunes el vocero presidencial Manuel Adorni en su habitual conferencia de prensa. “No condice con lo que la gente pretende”, aseveró Adorni, ignorando quizás, que el Directorio de la petrolera YPF finalmente aprobó en la Asamblea llevada a cabo este viernes 26 de abril un aumento de sueldos (“honorarios, remuneraciones y retribuciones por todo concepto”) cercano al 40% por encima de la inflación para sus miembros.

La propuesta fue aceptada por el 98,6% de los votos, entre ellos el del jefe y el vicejefe de Gabinete, Nicolás Posse y José Rolandi, respectivamente. Posse, Guillermo Francos y Rolandi forman parte del board, pero sustuvieron que no cobran de la empresa.

Desde la empresa describen que “tradicionalmente” los funcionarios del Poder Ejecutivo que forman parte del directorio no perciben honorarios por tal función. En paralelo, fuentes oficiales afirmaron que ninguno de los tres miembros del gabinete mencionados, Posse, Francos y Rolandi, se vio beneficiado por la actualización de haberes de YPF ya que, aseguraron, tienen el sueldo de ministros.

El directorio está compuesto por 23 autoridades. Según lo aprobado por la asamblea de accionistas, sus honorarios para el ejercicio 2024, sumados, alcanzan la cifra de $10.189 millones. Esto significa un aumento considerable dado que durante el año pasado esa cifra era casi cinco veces menor.

Los directores de YPF son nombrados y representan los intereses de los accionistas, que son en conjunto el Estado (51%) y los accionistas privados (restante 49%). Y su presidente y CEO es el ex Techint Horacio Marin.

Horacio Marin

El presidente de YPF, Horacio Marín realizó su primera visita a las provincias de Santa Cruz y Chubut para recorrer las operaciones de la compañía en la Cuenca del Golfo San Jorge, en diciembre.

Pese a esta estructura accionaria, la empresa funciona como una Sociedad Anónima (SA) privada; a diferencia de otras empresas en las que el Estado nacional es partícipe, en YPF no aporta dinero.

La petrolera obtiene el 80% de sus ingresos de la venta de combustibles y, si tiene pérdidas, desafecta reservas propias.

El año pasado YPF anotó una resultado negativo contable de 1.277 millones de dólares, causada principalmente por el revalúo de sus yacimientos de gas y petróleo convencionales que pondrá a la venta por unos US$ 1.800 millones. En cambio, su resultado operativo del negocio (EBITDA ajustado) antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones fue de 4.058 millones de dólares en positivo, según publicó Santiago Spaltro en Clarín.

Para Adorni, los aumentos son “indignantes para muchos de los argentinos”, por lo que prometió que la administración libertaria está trabajando en eso. 

Hay sueldos que son bajos, hay sueldos que son aceptables y hay sueldos que son descabellados. Nombran YPF, pero hay otros entes descentralizados que no condicen con la normalidad, o con lo que uno o la gente pretende”, subrayó el vocero. 

En la misma línea, habló de “un gran desorden en las escalas” no solo en los organismos descentralizados sino también en el Estado, y aseguró que la administración libertaria está trabajando en corregirlo. “Muchas cuestiones en términos salariales tan descabelladas vienen de años y años de desorden, y un desmanejo de algunas cuestiones que son indignantes”, expuso.

“Se va a trabajar en eso, se va a tratar de corregir no solo estas cuestiones delirantes sino las que son delirantes por lo bajo”, planteó Adorni, y concluyó: Es parte de la tarea que tenemos por delante, pero es una empresa mixta donde efectivamente no tenemos una decisión directa. Estamos trabajando en eso”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com