Pese a los rechazos, Santilli y Monzó quieren jugar en la Provincia

Con el recurrente argumento de «voy a hacer lo que el espacio me pida», el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, se mostró al lado de otro peronista de la provincia de Buenos Aires, Emilio Monzó, y de esa forma desempolvó su posible candidatura a gobernador bonaerense, pese al rechazo de varios integrantes de Juntos por el Cambio, que no aceptan el pase de distrito.

A pesar de que ambos dirigentes peronistas comparten el mismo espacio político, Monzó finalizó su periodo de presidente de la Cámara de Diputados enojado con el entonces presidente Mauricio Macri, quien lo ignoró durante toda su gestión. 

El ex Intendente de Carlos Tejedor durante el período 2003/2007, retornó  a la arena política y anunció su decisión de competir para ser nuevamente diputado nacional.

En el marco del armado, Monzó -quien integró la gestión del exgobernador bonaerense Daniel Scioli y se fue enojado con los Kirchner- mantiene diálogo con todos los sectores, menos con el expresidente Mauricio Macri, según él mismo lo admite cada vez que puede. 

Una de las últimas charlas que se hizo pública fue con el «Colorado» Santilli, quien siente tentación por ocupar el sillón de Dardo Rocha, en La Plata. 

Claro que el armado que pretende hacer Monzó va incluso más allá de Juntos por el Cambio y piensa en Florencio Randazzo, exministro de los Kirchner, para crear un espacio plural con pata peronista en 2023.

Santilli, en tanto, sabe que en la Ciudad de Buenos Aires no tiene reelección y lo tienta la posibilidad de jugar en territorio bonaerense, pero cuenta con el firme rechazo de varios intendentes partidarios, entre ellos del de Vicente López, Jorge Macri, quien lidera una corriente de opinión contraria a aceptar candidatos porteños, como ya les ocurrió con María Eugenia Vidal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí