Para qué sirve el Criollo INTA, la primera variedad de romero argentino desarrollado en Mendoza

Romero

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolló en Mendoza la primera variedad de romero de la Argentina, lo cual “agrega valor al cultivo y mejora la competitividad y rentabilidad de los productores de la región” cuyana, destacó el organismo.

El primer cultivar nacional de romero, llamado “Criollo INTA”, “es versátil y presenta un gran potencial culinario y ornamental, así como para la industria agroalimentaria, la medicina y la cosmética”, resaltó el INTA.

En un comunicado, el organismo distinguió “su alto rendimiento, sabor intenso y alto contenido de aceite esencial y antioxidantes naturales con propiedades benéficas para la salud”.

“Criollo INTA se distingue por su alto rendimiento y contenido de aceite esencial y antioxidantes, lo que lo convierte en un activo invaluable para diversas aplicaciones”, aseguró Inés Lorello, investigadora y obtentora de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del INTA en la localidad mendocina de La Consulta.

En esta línea, recalcó que “su versatilidad lo posiciona como un elemento fundamental en el mundo culinario, así como en la industria de la fitomedicina y la cosmética, además de ser altamente demandado para planteos agroecológicos, como ornamental y para cercos vivos”.

“Criollo INTA se obtuvo luego de seis años de evaluación y selección de diversos clones de romero provenientes de diferentes zonas del país”, comentó Lorello, a la vez que remarcó que “es el primer cultivar de romero (Salvia Rosmarinus Spenn) inscripto en el Registro Nacional de Cultivares del Instituto Nacional de Semillas (Inase)”.

En este punto, la investigadora subrayó la importancia de “evaluar los materiales disponibles para una mejor toma de decisiones al momento de implantar un cultivo” y ponderó la necesidad de contar con “información y la disponibilidad de materiales de genética conocida y sobresaliente, lo que agrega valor al cultivo, mejora la competitividad de los productores familiares y la rentabilidad del negocio”.

Se puede emplear para distintos usos productivos: cosecha de hojas para condimento, extracción de aceites esenciales, obtención de extractos antioxidantes y también pueden incorporarse en sistemas productivos agroecológicos por su extensa floración, atracción de polinizadores, fuerte aroma, y por ser un arbusto de hojas perennes.

El romero criollo es “de porte erecto, de plantas altas y robustas, con ramificación profusa y follaje de densidad media”, detalló el INTA.

A su vez, presenta dos floraciones al año y se caracteriza por su elevado rendimiento en especia que supera los tres mil kilos por hectárea de hoja seca y limpia, al tiempo que presenta un alto contenido de aceite esencial entre 2,5 y 3% v/p (hojas secas y limpias) y de extractos antioxidantes.

Posee un quimio tipo cuyos componentes mayoritarios son eucaliptol (28,14%), beta mirceno (25,41%), alcanfor (15,34%), alfa pineno (8,66%).

Esta variedad tiene buena adaptación a climas templados, templados cálidos, áridos y semiáridos, con alta insolación y amplitud térmica, tolerando temperaturas cercanas a los ‑8°C.

Su ciclo puede extenderse unos 6–8 años o cuando el rendimiento empieza a declinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com