“No la ven”: Así es el incierto destino de la obra pública en Córdoba

light road landscape sign
Getting your Trinity Audio player ready...

“No ha mejorado en nada la situación. Nada. Es más, estamos cada vez más complicados y los problemas con el dólar de esta semana golpea aún más todo”. Las palabras de Néstor Chavarría resumen el estado de situación de uno de los sectores al que más rápido le afectó la crisis recesiva: la construcción.

Para el secretario general de la Uocra Seccional Córdoba, el gremio que nuclea a los empleados del sector, la realidad “es muy preocupante” y, por ahora, “no se ve una salida”.

Según los últimos datos publicados por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), la cantidad de empresas constructoras registradas en Córdoba cayó de 1.237 a 1.119 en un año (dato de mayo), un 9,5%.

También retrocedió la cantidad de firmas subcontratistas. En este caso, el derrumbe fue del 15,6% (de 141 a 119).

En cuanto a los puestos de trabajo, de los 30.008 que había en noviembre, antes de que comenzara el plan económico de Javier Milei y Luis Caputo, se pasó a 26.778 en abril pasado.

“No hay obras nacionales, lo poco que quedan son trabajos viales de la Provincia, que estaban frenados, pero que en las últimas semanas se comenzaron a reactivar, pero a un ritmo muy lento, nada que ver con lo que pasaba al inicio de 2023″, explicó con algo de esperanza Chavarría.

En esa lista están un par de tramos de la autovía 38 del Valle de Punilla y de la variante a la ruta 5, en el Valle de Paravachasca.

“Tenemos expectativas con el nudo vial de la zona de Valle Escondido, que ya se adjudicó y va a hacer Caminos de las Sierras; pero tampoco es una obra tan grande”, detalló.

En cuanto al sector privado, Chavarría dijo que hay una situación de indefinición. “El privado está esperando que se estabilice un poco la economía, pero no termina de acomodarse. Una cosa es lo que dicen los datos del Indec sobre la inflación y otra es la realidad, totalmente distinta. Había muchas expectativas cuando empezó a caer la inflación y se estabilizaron algo los precios, pero esta corrida cambiaria afecta. ¿Quién se va a animar a invertir?”, relató.

Cuatro mil puestos menos en Córdoba

Según cálculos del gremio, en Córdoba se perdieron en seis meses unos 4 mil puestos de trabajo vinculados al sector de la construcción. Esos son empleados registrados en empresas formales, pero el cálculo es que la sangría en la informalidad es, al menos, tres veces mayor.

Un fenómeno que describen en la Uocra es que muchos de los trabajadores de las constructoras especializadas en obra pública, en los meses que solían estar sin empleo entre un proyecto y otro, se dedicaban a trabajos particulares: una pequeña casa, una ampliación, una losa.

Con el salario real derrumbado y casi sin ahorros, sobre todo la clase media dejó de encargar estos trabajos y, en consecuencia, no hay “changas”. “Además, con los despidos en el sector industrial, hay más competencia, porque hay gente de otros sectores buscando hacer esos trabajos porque necesita ingresos”, explicó Chavarría.

La recesión también golpea a las grandes empresas fabricantes de bloques y premoldeados. Una firma ubicada en Malagueño suspendió un amplio conjunto de trabajadores, lo mismo que otra afincada en norte de la ciudad de Córdoba. “Primero son suspensiones, pero si no venden, después vendrán los despidos”, lamentaron desde el sindicato.

A nivel nacional, en abril volvió a caer el empleo en la construcción, un 1,1% mensual y un 19,9% interanual. Sin contar la pandemia, está en los mínimos de los últimos 17 años, desde que arranca la serie del Ieric.

* Pablo Petovel para La Voz

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com