Morales le torció el brazo a Cornejo e impuso a Negri y Naidenoff en el Congreso

Hace dos semanas atrás casi se agarran a trompadas, pero al final hubo «pipa de la paz» entre el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, y su segundo Gerardo Morales. De todas maneras, el gobernador de Jujuy impuso a sus candidatos para conducir los bloques parlamentarios: Luis Naidenoff en el Senado, y Mario Negri en Diputados; su par de Mendoza seguirá en la titularidad del Comité Nacional del radicalismo.

De esa forma quedó en claro quién tiene el control de la UCR en tiempos de «albertismo», «kirchernismo» y “posCambiemos»: Morales tiene los «porotos» y la mejor relación con la mayoría de las provincias; en tanto que Cornejo tiene como bastión Mendoza, la ciudad de Buenos Aires y los cordobeses radicales de Ramón Mestre, enemigo de Negri.

Hubo premio consuelo para Cornejo: seguirá al frente de la UCR y coloca a Martín Losteau como vicepresidente del Senado y a Luis Petri en el mismo cargo en Diputados.

No toda Mendoza está con Cornejo: el escurridizo Ernesto Sanz juega en la sombras a favor de Morales.

Así ambos contendientes -Morales y Cornejo- quedan expectantes para la carrera presidencial de 2023 y, en las gateras, Losteau, quien ya no oculta sus aspiraciones presidenciales.

La novedad del acuerdo es que el también sempiterno Enrique «Coti» Nosiglia, vuelve a un cargo directivo en el Comité Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí