Maximiliano Pullaro busca el equilibrio entre la pelea por Javier Milei y el reparto de cargos de su Gabinete

El apoyo de Patricia Bullrich a Javier Mieli tuvo repercusiones en todas las provincias en las que Juntos por el Cambio cosechó triunfos. En todos esos territorios, los gobernadores electos gestaron alianzas locales que les permitieron llegar a una unidad para derrotar a los oficialismos. Con los nuevos parámetros nacionales, los líderes provinciales buscan contener las diferencias y apuestan mantenerse neutrales para el balotaje, como lo anunciaron en la última reunión que organizaron en la Casa de Corrientes.

En Santa Fe se vive un caso particular: Maximiliano Pullaro se adelantó a expresar su apoyo a Milei, si Bullrich no llegaba al balotaje. Sus declaraciones fueron en la previa a las elecciones generales de su provincia – donde finalmente ganó cómodamente- y luego de las PASO nacionales que habían dejado el escenario de tres tercios.

En el entorno de Pullaro, según pudo saber este medio, aclaran que esas declaraciones tuvieron una justificación estratégica electoral. En sus sondeos, los integrantes del equipo de campaña aseguraron que los santafesinos que votaron a nivel nacional al candidato de la Libertad Avanza eligieron al dirigente radical en lo local. El contexto era el de una avalancha de cambio.

En medio de la jornada de conferencias, en las que Juntos por el Cambio estuvo al borde de la ruptura y cuyas consecuencias profundas aún están epor verse, el santafesino estuvo ausente. Por un viaje programado a Estados Unidos, Pullaro faltó a la reunión del Comité Nacional de la UCR y la de los 10 gobernadores de la coalición opositora. De todos modos, en su equipo aseguraron que su línea siempre fue apostar por la unidad, en sintonía con lo que expresó su líder a nivel nacional, Martín Lousteau.

En Santa Fe aseguran, además, que el gobernador electo no tiene intenciones de meterse en la interna de Juntos por el Cambio. Insisten en que los problemas que deberá afrontar en su provincia, entre ellos económicos, sociales y de inseguridad por el narcotráfico, sería irresponsable involucrarse en los conflictos partidarios. Incluso rechazan la posibilidad de sumarse a la lista de nombres para suceder a Gerardo Morales del Comité Nacional de la UCR.

Patricia Bullrich y Federico Angelini

De hecho, en Unidos por Santa Fe tampoco se escapan de las internas. Federico Angelini, referente del PRO, mantiene una disputa con Pullaro por los lugares en el Gabinete. El hombre cercano a Mauricio Macri cree que si cada tribu socialista tendrá un Ministerio, sería justo que la misma lógica se aplicase con los sectores que componen la interna del partido amarillo, ya que sólo les otorgó Trabajo donde puso a un dirigente que responde a su vice Gisela Scaglia.

Pullaro dispuso de lugares en el Gabinete para el sector de Angelini, pero antes dio una muestra de autoridad: mandó a decir que reconocía a Scaglia, su compañera de fórmula, como nueva jefa del PRO y que ella gestionaría los lugares para el macrismo en el gabinete.

“Fuimos a una interna, ellos eligieron a Losada y Gisela vino con nosotros, ganamos y le dijimos a nuestra referente que ordene su partido sin maltratar ni discriminar”, justifican en el pullarismo. “Peor hubiese sido que los compremos de a uno para desempoderarlos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com