Martín Llaryora quiere terminar con fondos propios las obras públicas federales de Córdoba

Getting your Trinity Audio player ready...

El gobernador Martín Llaryora celebró que el Gobierno nacional haya receptado el planteo que le realizó al presidente Javier Milei respecto del traspaso a la Provincia de las obras federales que están paralizadas en el territorio provincial y aseguró que el objetivo es finalizar todas esas obras que se encuentran inconclusas.

Llaryora recalcó que su planteo va mucho más allá una ruta en particular. “Son numerosas las obras nacionales que están paralizadas y hemos pedido, en primer lugar, que la Nación defina con claridad qué obras hará y cuáles no”.

Aseguró que la Provincia procura que se terminen todas las obras y que por razones operativas y de seguridad, es el tramo de la autovía Río Cuarto-Holmberg el que tiene prioridad absoluta. También consideró que debe ser retomada de inmediato la autopista a San Francisco, pero indicó que son muchas más las obras que deben reanudarse, incluidas las obras del programa Argentina Mi País en localidades del interior.

“Nuestro planteo es que deben ser terminadas todas las obras y por eso la Provincia propone asumir aquellas obras que la Nación no hará”, indicó Llaryora. Recalcó que esto supondrá replantear las prioridades y plazos del plan de obras de la Provincia.

El Ministerio de Obras y Servicios de Córdoba está relevando cada una de las obras nacionales y su estado de avance. El gobernador indicó que el monto de inversión necesaria para completar todas las obras no está determinado aún y que ya se planteó a la Nación que en el caso de obras que tienen créditos asignados, se traspase también a la Provincia ese financiamiento. “A los créditos después los pagará Córdoba”, explicó Llaryora.

Respecto de la ruta 19, Llaryora coincidió con Francos en la posibilidad de un traspaso de la jurisdicción nacional a la provincial. “Por supuesto que si la Provincia asume la finalización de esa obra, será con los créditos respectivos y con la operatoria posterior del corredor, es decir el cobro del peaje”, explicó el gobernador.

La traza de esa autopista se extiende a lo largo de 212 kilómetros entre las ciudades de San Francisco y Córdoba capital y presenta distintas realidades según el sector que se observe. Los trayectos inconclusos y paralizados que demandan las principales inversiones son 29,4 kilómetros entre Tránsito y Arroyito (avance del 50%) y otros 35,5 kilómetros entre Cañada Jeanmarie y San Francisco (avance del 25%).

En tanto, la obra de la autovía Río Cuarto-Holmberg fue paralizada por el Gobierno de Milei cuando el proyecto estaba en su tramo final de ejecución. Se trata de un corredor de apenas ocho kilómetros en los que confluye el tránsito de las rutas 8, 158, 36, A005 y 35. La obra fue iniciada al principio de la gestión de Alberto Fernández y cuando la actual gestión la paralizó se encontraba en más del 70% de avance.

Llaryora consideró que, tal como reclaman los vecinos y los intendentes del sur provincial, es imperiosa la finalización por el alto riesgo que la obra inconclusa implica a nivel de seguridad vial.

*La Voz

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com