Por el escándalo, los presidentes de bloques del Senado pidieron dar marcha atrás con el salariazo

Getting your Trinity Audio player ready...

Tras el escándalo que estalló por la noticia de que los senadores tendrían un nuevo aumento y que sus sueldos llegarían a los $ 8 millones por mes en bruto, en la noche de este miércoles los legisladores decidieron dar marcha atrás.

En una nota enviada a la presidenta de la Cámara de Senadores, Victoria Villaruel, los jefes de todos los bloques legislativos ‑oficialistas, dialoguistas y opositores duros- le pidieron que no se les modifique la dieta que reciben en la actualidad.

Eso sí: desde la Presidencia del Senado aclararon a Clarín que Villarruel no puede legalmente no otorgar la suba salarial ya que ésta surge del enganche que existe entre los aumentos del personal legislativo y los senadores.

Nos parece fantástico el acuerdo entre todos los bloques. Lo que deberían hacer ahora es votar en la próxima sesión una resolución en la que desenganchen las subas de las dietas de las del personal del Congreso”, explicaron cerca de Villarruel.

Si no se modifica la norma, los senadores de la Nación recibirán en junio un aumento del 9 por ciento que elevará el monto que rondará los $ 8 millones. La cifra salió de lo pactado en la negociación salarial de abril (2 por ciento) y mayo (siete por ciento) y tras haber atado la actualización de los módulos a la paritaria de los trabajadores del Congreso.

La maniobra se concretó tras la aprobación del proyecto que presentó el senador Juan Carlos Romero (Salta), de Cambio Federal, y que fue votado en el recinto sin debate y mano alzada, el pasado 18 de abril. 

La redacción deja sin efecto la resolución conjunta que firmaron la vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Victoria Villarruel, y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem. 

La misma anuló la resolución firmada por el ex vicepresidente de la Nación y titular del Senado Amado Boudou y el ex diputado y ex presidente de la Cámara baja Julián Domínguez, que otorgaba la equiparación y movilidad automática de la dieta. 

En ese momento, Villarruel no estaba de acuerdo, pero cedió por pedido expreso del presidente Javier Milei. La presidenta del cuerpo aspiraba a consensuar un aumento lógico y mesurado con los senadores. 

Según especifica el proyecto sancionado, los senadores “percibirán un total de 13 Dietas anuales” y  “cada una de las mismas será equivalente a 2.500 módulos, más un adicional de 1.000 módulos por Gastos de Representación y 500 módulos de adicional por Desarraigo”. 

“El valor del módulo será el equivalente al que perciben los empleados legislativos de
conformidad con las previsiones de la Ley N° 24.600″, finaliza el artículo 1. Se trata de la legislación del estatuto y escalafón para el personal del Congreso de la Nación. 

De esta manera, tendrán una actualización de la dieta a través de los módulos enganchados a la paritaria de los empleados legislativos.

Y ahora, el salariazo está en el aire.

*NA/Clarín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com