Los productores ahora tienen que trasladarse 150 km para hacer un trámite, una de las consecuencias de un recorte del Gobierno

man in blue denim jeans and blue shirt holding brown wooden wheel barrow
Getting your Trinity Audio player ready...

El gobierno nacional resolvió el cierre de 20 oficinas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en diferentes localidades del país. Una de ellas, la ubicada en Villa Cañás: se trata de la oficina que más productores atiende en la provincia, los cuales se verán obligados a viajar hasta 150 kilómetros para hacer cualquier trámite.

Las autoridades del organismo dedicado al análisis sanitario de alimentos tanto de producción nacional como de importación explicaron el cierre de la oficina por un rediseño “asociado a un reordenamiento operativo y administrativo de los lugares donde el Senasa brinda servicios, resultando conveniente dar de baja a determinadas oficinas locales, integrando sus jurisdicciones a otras cercanas”, dijeron desde las cercanías de Pablo Cortese.

El diputado nacional Esteban Paulón señaló que la decisión de cerrar la oficina de Villa Cañás fue “arbitraria” y tiene como corolario una serie de presiones políticas que empujaron al descarte la que es, por nivel de atención, la más importante del departamento General López.

“Los trámites se pueden hacer online, pero hay inspecciones que requieren la presencialidad sí o sí, y de hecho hay un veterinario asignado a esa oficina al cual han reubicado en otra dependencia” subrayó Paulón que en diálogo con La Capital señaló que la arbitrariedad con la que “se dejaron abiertas otras dos oficinas, Firmat y Rufino, nada más que por presión política. En el caso de Rufino, del PRO y en el caso de Firmat, seguramente del radicalismo. Estas oficinas tienen incluso cuatro veces menos productores registrados que Villa Cañás, por lo tanto no hay una lógica de por qué esa así y estas no”, espetó el legislador rosarino.

Se necesita presencialidad

“Dicha baja no afectará la prestación del servicio en los territorios”, apuntaron desde el Senasa, empero un chofer de camiones, los productores y todos aquellos que deben responder ante la entidad deben recorrer 85,7 km de ruta, muy encima de los 40 kilómetros que se argumentaron desde el Senasa para recorrer el paso Firmat – Villa Cañás.

Las autoridades esgrimen que buscan garantizar “las acciones, los trámites y las gestiones que se realizan ante el Senasa, ya sea mediante autogestión o ante las oficinas locales de cercanía”, pero existen casos de productores que son oriundos de localidades como Diego de Alvear que deberán recorrer 150 kilómetros de ruta para poder realizar hasta la más sencilla diligencia.

El legislador sostuvo que la regional eliminada es la que más alcance territorial tiene y la que mayor cantidad de productores atiende, por lo que su desaparición acarreará toda una serie de problemas: “Sobrecargás a las otras oficinas, hacés menos operativo el sistema y sumás la dificultad de que, por el área de competencia, que es un departamento muy grande, muy productivo, con mucho establecimientos como General López, vas a generar mayores traslados, mayor sobrecarga de trámites en las otras delegaciones, mayores dificultades para hacer las inspecciones”, enumeró el socialista.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com