Lo que oculta el anuncio celebrado por la administración Milei de una mayor recaudación tributaria

Florencia Misrahi.
Getting your Trinity Audio player ready...

La recaudación impositiva mostró un aumento real de 10%, pero a causa de un vencimiento puntual del impuesto a las Ganancias, mientras los tributos vinculados con la actividad económica no dieron señales de la reactivación anunciada por el Gobierno.

De esta forma, este gravamen sumó $5,5 billones, un 585,8% por encima del mismo mes del año pasado. La devaluación generó que aquellas empresas con activos en dólares, obtengan una rentabilidad extraordinaria, capturada por este tributo.

Un informe de la consultora ACM indicó que de no haber existido esta mejora extraordinaria la recaudación hubiese caído 9,5%.

Pero lo más preocupante es que los tributos vinculados al consumo interno subieron muy por debajo de la inflación.

El presidente Javier Milei y el ministro de Economía Luis Caputo afirmaron en varias ocasiones que lo peor de la recesión económica había quedado atrás, pero las cifras oficiales no lo estarían corroborando.

El IVA –impuesto testigo del consumo interno- tuvo un alza de 204%, contra una inflación acumulada de 270%. Cabe recordar que el IVA que se pagó en mayo es el correspondiente a las transacciones que se realizaron en abril. Si se toma sólo el IVA impositivo el aumento es de 220%, pero aún muy por debajo de la suba de precios. Este avance se compensa con un IVA aduanero que sólo subió 180%.

Otro dato sensible que marca que la actividad sigue en baja es el impuesto al cheque, que subió apenas 187% casi 100 puntos por debajo de la inflación. Si bien el traslado de transacciones formales a informales pudo haber influido en el resultado final, el incremento es muy inferior a la inflación.

También se puede observar el desempeño de la Seguridad Social, cuyo conjunto de tributos permitieron un crecimiento por esa vía de 234%, lo que revela la caída en el poder adquisitivo del conjunto de asalariados.

La consultora LCG advirtió que en los próximos meses se licuará el efecto del impuesto a las Ganancias y señaló que en caso de haber una mejora en los impuestos ligados al consumo sería de manera marginal.

De esta forma, prevé una caída real de la recaudación en 2024 del orden de 4%.   

*NA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com