Las universidades del Interior no descartan ir a la Justicia contra el Gobierno: “Discriminación inadmisible”

Getting your Trinity Audio player ready...

El rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, se manifestó en duros términos tras conocerse la decisión del presidente Javier Milei de realizar una transferencia de fondos millonarios para la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) en detrimento del resto de las casas de altos estudios del país. “Es un acto discrecional y de discriminación inadmisible”, sostuvo y no descartó que las universidades del interior acudan a la Justicia para revertir ese acto.

El aporte de dinero que realizó el gobierno nacional derivó incluso en que la institución educativa porteña suspenda la declaración de emergencia económica y financiera que había dispuesto poco antes del inicio del actual ciclo lectivo y que fue uno de los pilares que motorizó la masiva movilización de universitarios en Buenos Aires.

En este marco, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) emitió un comunicado en rechazo de esa disposición gubernamental que dejó de lado a las universidades del interior del país: “No aceptamos que haya estudiantes de primera y de segunda”, remarcaron.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el rector de la UNR afirmó este jueves que la resolución del gobierno nacional “es un eslabón más en la triste y desafortunada historia de desencuentros en un país que se reivindica como federal, pero que en la práctica no tiene nada de federal. El comunicado del CIN tiene la firmeza que esta situación ameritaba”.

“El Consejo Interuniversitario no convalida la decisión del gobierno porque desconoce el sentido federal del sistema universitario público argentino, con otras 60 universidades en todo el país que representan el 85 por ciento de los más de dos millones de estudiantes que tiene Argentina. Además, no es solo un problema de recursos, sino de principios. Necesitamos que se brinde una respuesta a todo el sistema universitario en el mismo momento, a todos juntos y de la misma manera”, expresó Bartolacci.

El titular de la UNR agregó: “Es necesario que se atienda al conjunto de problemas que en los distintos ámbitos institucionales hemos planteado que es necesario reconocer: el problema presupuestario, el problema salarial de los trabajadores de la educación y la situación de los sistemas de asistencia con becas estudiantiles, entre otros”.

Bartolacci aclaró que la UNR, hasta el momento, solo recibió el incremento de fondos para gastos corrientes “anunciado del 70 por ciento de la cuota de marzo, que es el 4 por ciento del total del presupuesto que recibe la universidad”, y citó como ejemplo: “En los primeros cuatro meses del año pasado, pagamos 120 millones de pesos de luz y en los primeros cuatro meses de este años 450 millones de pesos. Y tuvimos que hacer frente a esa erogación prácticamente con el mismo presupuesto. Es imposible funcionar de esa manera”.

“El acto administrativo del gobierno nacional de otorgarle el 270 por ciento de aumento a la Universidad de Buenos Aires es el reconocimiento de la gravedad del problema de todas las universidades del país. Eso es lo que necesitan de aumento la UNR y todo el sistema universitario. Ante este reconocimiento del gobierno nacional, ninguna universidad del país aceptará un porcentual menor que el de la UBA”, expresó y trazó el panorama para un futuro no muy lejano: “Esperamos un acto administrativo que confirme una medida similar al que benefició a la UBA para el resto de las 60 universitario. Si eso no sucede evaluamos tomar acciones institucionales, políticas o judiciales”.

Presentarnos en Tribunales no lo descartamos como posibilidad ante un acto que ratifica el no cumplimiento de la responsabilidad del gobierno de sostener el financiamiento del sistema universitario que está por ley. Los aportes a la UBA en detrimento del resto de las instituciones es un acto discrecional y de discriminación inadmisibles”, subrayó.

El vicerrector de la Universidad de Buenos Aires, Emiliano Yacobitti, reconoció que el acuerdo financiero al que arribó con el Gobierno “es provocador” para el resto de las casas de altos estudios y aclaró que la institución porteña “no se comprometió a dejar de reclamar”.

“La UBA forma parte del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), pero cada universidad también dialoga por separado con el Gobierno”, sostuvo el exdiputado nacional.

En declaraciones radiales, el dirigente radical admitió que “es provocador aumentarle sólo a la UBA” y remarcó que la casa de altos estudios porteña “no se comprometió a dejar de reclamar, bajo ningún punto de vista”.

“No voy a dejar de reclamar por el salario docente, nadie quiere aulas vacías porque los docentes no pueden vivir con eso”, subrayó Yacobitti.

*La Capital de Rosario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com