La crisis escala: España retira a su embajadora de la Argentina y Milei sigue con la arremetida contra Pedro Sánchez

Getting your Trinity Audio player ready...

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció el retiro de su embajadora en Buenos Aires, María Jesús Alonso Jiménez, de forma definitiva. Así lo informó Reuters, luego de que el presidente Javier Milei acusara de “corrupta” a Begoña Gómez, la esposa del mandatario español. 

El encargado de anunciar el retiro de la embajadora fue el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, quien el pasado lunes se reunió con el embajador argentino en Madrid, Roberto Bosch, intensificando así la polémica por los comentarios despectivos del presidente durante su exposición en el acto de Vox, la ultraderecha española. 

“Retiramos a nuestra embajadora en Buenos Aires. Se quedará definitivamente en Madrid. Argentina continuará sin embajador”, sostuvo Albares en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y agregó: “En adelante, la embajada continuará a nivel de encargada de negocios”.

Asimismo, el canciller planteó: “Para quien lo quiera entender, la colaboración siempre es más poderosa que la confrontación”.

“Las instituciones españolas no hacen política, y mucho menos política exterior, a través de tuits ni participan en ningún ‘show’”, retrucó además el funcionario del PSOE.

Luego de que Milei llamara “corrupta” a la esposa de Sánchez, la administración española llamó a consultas de forma indefinida a la embajadora en Buenos Aires que dejó el país durante la madrugada del domingo. 

“No le voy a pedir disculpas bajo ningún punto de vista. Si yo fui el agredido”, remarcó el mandatario a pesar de las advertencias de Sánchez de “responder” si el jefe de Estado no pedía perdón.

Javier Milei arremetió nuevamnete contra su par de España, Pedro Sánchez, a quien acusó de ser “un socialista fatalmente arrogante”, y cuestionó su decisión de retirar de forma definitiva a la embajadora en la Argentina, María Jesús Alonso Jiménez.

“Es un disparate propio de un socialista fatalmente arrogante”, remarcó el mandatario en una entrevista televisiva, y aseguró que la Argentina no retirará a su embajador, Roberto Bosch, de España. “No voy a ser tan imbécil de repetir semejante error”, argumentó Milei. 

En la misma línea, agregó que su par español “es tan fatalmente arrogante que ante un problema personal por una frase que no contenía nombres, se sintió aludido, con lo cual el problema es del señor Pedro Sánchez, y a partir de ahí hace una escalada diplomática sin sentido y como si esto fuera poco, él se cree que es el Estado”. 

Es bien de socialista. Si cree que alguien habló de una persona de su familia, su mujer, involucrada en casos de corrupción, hay que explicarle que él no es el Estado y no es España y mucho menos su mujer”, sostuvo, y agregó: “Está manchando la reputación internacional de España y esta dejando los personajes siniestros que son los socialistas”. 

El mandatario debió suspender su participación en la reunión de Gabinete tras el anuncio que protagonizó el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, a raíz de las acusaciones de “corrupción” que propició Milei contra Begoña Gómez, la esposa del mandatario español, durante su exposición en el acto de Vox.

“Él llora interferencia en la política, cosa que es falso, porque fui dar una charla sobre socialismo y capitalismo, y él hizo campaña abiertamente para Massa. No tuvo el decoro de llamarme por teléfono”, sostuvo respecto a Sánchez. 

Por su parte, Milei redobló la apuesta al sostener que “parece que la democracia es si ganan los rojitos como él. Ellos son la democracia”, y acusó al gobierno del PSOE de agredirlo. “Cuando no se adhiere a algún punto que sostienen como dogma es descalificado y estigmatizado. Una de las ministras de Sánchez organizó un escrache en mi contra. Atrás de esto está el kirchnerismo”, insistió. 

“Ellos pueden insultar a todo el mundo y yo me tengo que quedar callado. ¿Dónde dejo mi dignidad?”, subrayó al tiempo que marcó que “hay un vínculo estructural de largo plazo con España”. 

Asimismo, prometió que la relación con España no se verá afectada por la tensión y planteó que Sánchez “se convertirá en un hazmerreír” por elevar un conflicto personal al plano diplomático. “Una de las características de los socialistas es sabotear a gobiernos que no son de su paladar”, aseguró. 

“El complejo de inferioridad que tiene con mi persona… el psicólogo que está recomendando Alberto Fernández que se lo recomiende a Sánchez y un buen abogado para Begoña”, marcó tras los dichos del expresidente peronista.

A pesar de las alertas del gobierno español de elevar el conflicto a la Unión Europea, Milei respondió: “Que lo lleve a donde quiera, va a quedar más ridículo, todo el mundo entiende la dinámica de los hechos”. 

Por último, el jefe de Estado llamó “liliputiense” a quienes criticaron los gastos de su viaje a España, y remarcó que “no están acostumbrados a ver una persona que es uno de los cinco líderes más importantes”. “Cada vez que voy a un lugar es una fiesta. Soy reconocido públicamente en el mundo como el máximo defensor de las ideas de la libertad”, concluyó. 

*NA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com