Juntos por el Cambio presentó un documento social en La Matanza

Los integrantes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (JxC) se reunieron el viernes en La Matanza, donde lanzaron las políticas sociales del espacio de cara a 2023, con críticas al gobierno del presidente Alberto Fernández. La oposición hizo foco en la pobreza que afecta a uno de cada tres trabajadores.

«La pobreza en nuestro país alcanza a 17,2 millones de personas (un 37% de la población), de las cuales 3,8 millones están en situación de indigencia (un 8%), afectando particularmente a más de 5,7 millones de niños y niñas», expresó Juntos por el Cambio en un documento.

El frente opositor señaló que «lejos de ser solo una cuestión coyuntural, es una situación persistente en el tiempo. En los últimos 35 tuvimos un 36% de pobreza promedio y nunca estuvimos por debajo del 26%. Hay un núcleo del 30% de la población que vive una situación de pobreza estructural. En Argentina trabajar no implica no ser pobre. Más de 5 millones de ocupados son pobres, lo que representa a uno de cada tres trabajadores», aseguró JxC.

«Entendemos que no se puede cambiar esta realidad sin una macroeconomía ordenada y un plan de crecimiento y desarrollo claro, que contemple reformas estructurales que potencien capacidades productivas del sector privado. Pero con eso solo no alcanza», señaló el espacio.

El encuentro de debate de este tipo de políticas fue impulsado por las fundaciones de cada uno de los partidos que integran la alianza -Pensar (PRO), Alem (UCR), Hannah Arendt (CC) y Encuentro Federal (Encuentro Republicano Federal). De la reunión participaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la titular del PRO, Patricia Bullrich; los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes); el jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo; el senador de la UCR Luis Naidenoff; el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; y el presidente de Peronismo Republicano, Miguel Ángel Pichetto, entre otros.

Entre las conclusiones que se desprenden del documento del espacio opositor  se expresó que «la política social y la política económica deben estar integradas, para que cada una actúe en complemento y potencie a la otra».

«En esta integralidad y heterogeneidad reside la posibilidad de éxito de la construcción de una matriz de desarrollo nueva, que nuestro país necesita. Para el año 2021, el gasto en servicios sociales representó un 65% del gasto total. Sin embargo, no hay que confundir: el gasto en servicios sociales incluye las prestaciones de Educación, Salud y Seguridad Social (asignaciones y jubilaciones), entre otras, y no se trata únicamente de lo destinado a «planes y programas sociales», indicó.

«La persistencia del fenómeno de la pobreza, evidencia la necesidad de reformas profundas en la política social para cambiar esta realidad», consideró el frente opositor.  Ante esto, Juntos por el Cambio planteó soluciones: «El Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa. Sin intermediación, terminando el clientelismo político y estando al servicio del desarrollo integral de cada persona».

Según la Mesa Nacional de JxC, «la mejor política social es el trabajo. Necesitamos tanto de una macroeconomía estable, como de herramientas concretas que permitan mejorar la empleabilidad y formalizar el trabajo de los sectores vulnerables , dando lugar a la articulación real entre el sector público y privado».

En ese sentido, se apuntó que es necesaria «una red de protección social para la igualdad y la libertad. Las políticas sociales en su conjunto deben construir una red de protección social clara y transparente, basada en la autonomía, el desarrollo y la libertad de la persona, con prioridad en la primera infancia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí