José López, el hombre de los bolsos con nueve millones de dólares, contó cómo es ahora su vida en el sur

Getting your Trinity Audio player ready...

El exsecretario de Obras Públicas de la Nación y de la provincia de Santa Cruz, José López, declaró ante un juez que da clases particulares de matemáticas y física a alumnos de escuelas secundarias en Río Gallegos.

Luego del escándalo de corrupción que se desató tras conocerse el video donde se lo puede ver ingresando a convento de General Rodríguez en el 2016 con bolsos llenos de dólares termo sellados y armas, el el ingeniero civil volvió a vivir a Río Gallegos y allí da clases particulares de matemática y física a alumnos de escuela secundaria.

Así lo reveló el ex funcionario durante la audiencia que el Tribunal Oral Federal 4 de Comodoro Py, presidida por el juez Jorge Gorini, realizó por el Caso Skanska.

José López se conectó vía Zoom, respondió las preguntas personales y luego prefirió no declarar, como los otros 31 acusados, en la causa que investiga si empresa sueca Skanska pagó sobornos a funcionarios públicos y la utilización facturas truchas en el marco de la concesión de la construcción de dos gasoductos.

El ex secretario de Obras Públicas de la Nación aportó sus datos personales, dijo que es ingeniero civil y cuando fue consultado sobre su situación laboral dijo que estaba desocupado. Pero luego aclaró: “Estoy dando clases particulares de matemáticas y física a alumnos de escuelas secundarias”, dijo y contó que reside en la ciudad de Río Gallegos.

Que vive en Río Gallegos no es novedad, sí que se dedica a la enseñanza de manera privada y que ya no ejerce como ingeniero. De hecho, el jueves 8 de diciembre de 2022, tras haber purgado una pena de 7 años y medio por enriquecimiento ilícito y portación ilegal de un arma a raíz de lo que sucedió en el convento, La Opinión Austral descubrió a José López en la peregrinación de la Virgen de Guer Aike, patrona de Río Gallegos.

El exfuncionario hizo a pie los poco más de 30 kilómetros de la capital de Santa Cruz hasta el cerro donde está la imagen de la virgen pasando el río. En abril de ese año había sufrido un ACV leve y se mostraba frágil de salud.


López ocupó la secretaría de Obras Públicas durante los 12 años de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Antes pasó por distintos cargos con Néstor Kirchner en el Gobierno de la provincia de Santa Cruz. En junio de 2016 fue detenido con bolsos con nueve millones de dólares en un convento.

Además de la imputación por Skanska, está pendiente el juicio oral por los cuadernos de la corrupción, causa en la que él declaró como arrepentido y por lo que se le dio el beneficio de abandonar la cárcel de Ezeiza en el 2021, tras cinco años de prisión, con la figura de testigo protegido. Además, pesa sobre él una condena de seis años por la causa Vialidad, que está en proceso de apelación en la Cámara de Casación.

“Lo odié, como pocas cosas odié en mi vida”, dijo Cristina Kirchner en el 2018 sobre el video en el convento. Los chats filtrados lo vincularon con empresarios de uno y del otro lado de la grieta. En el 2022 quiso volver a radicarse en la capital de Santa Cruz y salir del programa de testigos protegidos. Fue el ministro de Justicia Martín Soria el que cumplió con la última parte del pedido, mientras el Poder Judicial lo autorizaba a radicarse en el sur.

Ahora pasa los días ayudando a los adolescentes a aprobar las materias de matemáticas y física de la escuela.

La Opinión Austral

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com