Guillemo Francos le hace un guiño a las provincias productoras y apunta al “Señor del Tabaco”

Getting your Trinity Audio player ready...

El Gobierno justificó la exclusión del capítulo de impuestos al tabaco del nuevo borrador de la Ley Bases. El ministro del Interior, Guillermo Francos, afirmó que los cambios en el gravamen se va a tratar en los próximos meses porque “nos generaba muchas diferencias” y “nos permitía avanzar en la discusión” parlamentaria.

Para Francos, hay muchas provincias que tienen “interés” debido a que la compañía de un empresario fuerte del sector, denominado ‘Señor Tabaco’, “no paga impuestos como el resto y genera una caída en la recaudación a las zonas tabacaleras del país. En esa línea, el ministro del Interior afirmó que “tenemos que llegar a un acuerdo sobre este tema”. El funcionario adelantó que el tema se tratará en una “ley posterior que buscará igualdad de condiciones a todas las empresas productoras” de tabaco. Francos hizo referencia sin nombrarlo, a Pablo Otero.

“En la jurisdicción de Mar del Plata, Pablo Otero, denominado el “Señor del Trabajo”, dueño de la compañía Sarandí, tiene en curso una investigación que se inició con una denuncia de la AFIP por presunta evasión impositiva. En el marco de ese expediente, la Casa de la Moneda ‑responsable de imprimir las estampillas fiscales- realizó una pericia sobre un muestreo de atados de cigarrillos de la firma bajo investigación y detectó estampillas apócrifas que se podrían haber utilizado para no pagar impuestos, publicó Lucía Salinas en Clarín.

La auditoría se hizo en sobre uno de los productos insignia de Tabacalera Sarandí, los cigarrillos Red Point, que son los más vendidos de la marca. Los defensores de Otero rechazan esa pericia y sostienen que son auténticas.

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, cuestionó semanas atrás al Gobierno al respecto. La quita del capítulo del impuesto al tabaco “afecta a una economía regional que mantiene a más de 200.000 personas y exporta el 80% de su producción”.

Este viernes, el Gobierno justificó la exclusión del capítulo de impuestos al tabaco del nuevo borrador de la Ley Bases porque “generaba muchas diferencias” y “no nos permitía avanzar en la discusión”.

El ministro del Interior, Guillermo Francos, adelantó que la suba del gravamen se va a tratar “en una ley posterior” que buscará “igualdad de condiciones a todas las empresas productoras de tabaco”.

Ley Ómnibus: qué decía el proyecto original acerca de los impuestos al tabaco

El proyecto original, que se trató en enero y se retiró en febrero en la Cámara Baja, incluía un capítulo acerca de los Impuestos Internos al Tabaco. El texto dictaba que el gravamen pasaría del 70% al 73%, el alza iba a impactar en el precio del atado de cigarrillos.

“Los cigarrillos, tanto de producción nacional como importados, tributarán sobre el precio de venta al consumidor, inclusive impuestos, excepto el impuesto al valor agregado, un gravamen del setenta y tres por ciento (73%)”, indicaba el proyecto original impulsado por el gobierno de Javier Milei.

Además, también establecía una tasa específica a los cigarrillos electrónicos: “Por el expendio de Cigarrillos Electrónicos, Vapeadores y demás dispositivos debidamente autorizados para su comercialización, que administren nicotina sin tabaco, así como sus cartuchos y líquidos, recargables o no, se pagará la tasa del veinte por ciento (20%) sobre la base imposible respectiva”.

Sin embargo, los cigarrillos electrónicos están prohibidos por disposición de la ANMAT desde 2011 y la disposición no levanta la prohibición de la 3226.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com