Gritos y fuertes cruces en el Enargas por la falta de GNC

Getting your Trinity Audio player ready...

Frente a las bajas temperaturas creció el consumo de gas natural y la escasez de Gas Natural Comprimido ya afecta a más de 200 estaciones de servicio. En los últimos días debieron suspendieron la venta del combustible ya que la prioridad apunta a garantizar el abastecimiento residencial y esencial.

El punto más crítico se encuentra en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se albergan la mayor cantidad de estaciones que proveen a vehículos con equipos de gas. 

Sin embargo, también hubo complicaciones en Tucumán, Santiago del Estero, La Pampa, Río Negro, Catamarca y La Rioja.

Qué es la fase de “pre emergencia”

Con el fin de mitigar este conflicto y regular el abastecimiento del GNC, en el sector activaron lo que se denomina fase de pre emergencia: un monitoreo permanente y el corte de suministro para aquellos usuarios con contratos interrumpibles, como son los que tienen algunas industrias y estaciones de GNC.

A esta altura de mayo, el consumo de gas duplica al registrado que para la misma fecha de 2023, cuando las temperaturas fueron más benignas. 

En este contexto, transportadoras y distribuidoras de gas de todo país activaron los cortes a los interrumpibles y mantienen la atención focalizada en el comportamiento de la demanda.

Pero en el fondo de la cuestión hay otras explicaciones y esos devaneos se están registrando en el Enargas, en donde su interventor Carlos Casares se está reuniendo con las empresas que cortaron el suministro de GNC porque en verdad, estarían vendiendo el combustible a otras compañías.

Fuentes del sector señalan a Enarsa  ‑Energía Argentina Sociedad Anónima– como la responsable de esas compras.

Las reuniones de Casares con las empresas fueron un poco más que intensas: hubo gritos, pases de factura y reproches. Aseguran que los representantes de una de las compañías que tenía agendado un encuentro con el interventor Casares para este jueves optaron para pasar la reunión para otro día ante los “alaridos” que salían de la sala.

Lo cierto es que este viernes continúan las reuniones en el Ente Nacional Regulador del Gas con otras empresas para intentar resolver el dilema que mantiene a miles de argentinos ‑taxistas y remiseros en su mayoría- que están sufriendo un enorme golpe en el bolsillo.

Además, el Gobierno salió esta semana a licitar y comprar combustibles líquidos (fueoil y gasoil) para que las generadoras eléctricas “liberen” gas que estaba utilizando hasta ahora y permitir una mayor oferta en lo que se espera sean picos de demanda.

De todas formas, el Gobierno ordenó empezar con los cortes de gas natural a la industria para evitar que haya apagones o faltantes de energía eléctrica a partir del fin de semana.

Esto sucede por el frío polar que invadió los principales centros de consumo. La “demanda prioritaria” (hogares y comercios), a la que no se le puede cortar el gas, está utilizando entre 75 y 80 millones de metros cúbicos (m3) diarios, cuando en mayo habitualmente usa 45 millones.

Según confirmaron diversas fuentes del sector, desde el jueves empezaron los cortes a los contratos “firmes” (no interrumpibles) de la industria textil, maderera, cerámica, de jugos y plásticos, entre otras.

En Córdona, un número no determinado de industrias comenzaron a recibir este viernes la orden de que interrumpan el consumo de gas natural para sus procesos.

Así lo confirmó un directivo de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), al señalar que la entidad ya tiene registrados varios casos de corte de gas por falta de fluido en el sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com