Encuesta: Quiénes están pagando el ajuste y cómo se evalúa la política internacional de Javier Milei

Getting your Trinity Audio player ready...

Las bombas de humo no se acaban nunca para un gobierno que hace culto de la tensión, de la interminable capacidad de poner en agenda temas que no son de agenda, de provocar, de incitar, de responder con virulencia y a veces hasta con violencia a propios y extraños (y extranjeros). Como no teníamos problemas los/las argentinos/as, esta semana nos vimos envueltos en un conflicto diplomático con España.

Y es que la política internacional del gobierno de Javier Milei no hace más que sorprender por las afrentas a los países que son los principales socios comerciales de la Argentina. ¿Para qué sirve la política internacional y la diplomacia si no es para establecer y reforzar lazos con la comunidad internacional? Hasta ahora el presidente ha proferido puros desplantes y críticas a los presidentes de China, Brasil, México y España entre otros.

En nuestro último trabajo consultamos a la Argentina en el mundo opinión pública sobre los países más prestigiosos a nivel mundial: Brasil ocupó el segundo lugar con 72% de prestigio y el primer lugar (93.7%) como socio comercial y más importante para mantener relaciones diplomáticas. China en tercer lugar (82.6%) también es percibido como socio fundamental, mientras que la cercanía del presidente con EEUU e Israel es interpretada como irrelevante por el 52.9% y el apoyo a Israel por el 59.3%.

En la línea de la política internacional, un tema muy caro al sentir nacional son las Islas Malvinas. El 25 de mayo además de cumplirse 214 años de la Revolución de Mayo, se cumplieron 214 años de la soberanía argentina en las Islas Malvinas. El 57% cree que el presidente Milei no le da prioridad al tema, el 91% cree que hay que seguir reclamando y el 55.2% cree que la posición del primer mandatario es muy favorable a Inglaterra.

Recomendación para esta semana: leer a analistas internacionales serios para seguir el curso de los acontecimientos porque el protagonismo del presidente en los escenarios internacionales, por ahora parece beneficiarlo solo a él, pero a la Argentina y a los necesarios prospectos comerciales poco y nada (ah cierto, la lluvia de inversiones no era un slogan libertario).

* Por Ana Paola Zuban y Gustavo Córdoba

El informe completo:

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com