En su discurso de asunción, Alberto dejó claro que va por la Justicia Federal

El presidente Alberto Fernández parece haber iniciado hoy la etapa del «reformismo permanente» que Mauricio Macri anunció y nunca pudo concretar, y la primera etapa abarcará a la Justicia Federal, parte integrante de uno de los tres poderes del Estado, muy cuestionada por el Frente de Todos en toda la campaña, y con mala imagen en la sociedad.

Fernández anunció hoy en su discurso de asunción una profunda reforma de la justicia, puntualmente de la federal, la que tuvo en vilo al kirchnerismo los cuatro años de gestión macrista, con el encarcelamiento del ex vicepresidente Amado Boudou, el ex ministro de Planificación, Julio de Vido y el ex secretario de Obras Públicas, José López, entre otros acusados de corrupción.

A instancias de Gustavo Béliz, el presidente anunció en el Congreso las reformará la Justicia Federal, que tiene 12 jueces y que es la que trata todos los asuntos de corrupción y mal desempeño de los funcionarios públicos.

De esa forma, el «reformismo permanente» que anunció Macri cuando aplastó al peronismo en las legislativas del 2015 ahora lo proyecta hacer Fernández, con una iniciativa demoledora hacia ese fuero federal, al que lo piensa unir con el fuero penal de la ciudad, para diezmarlo.

El «reformismo permanente» de Alberto hace eje también en la reformulación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), de la que anunció su intervención, sospechada de haber armado causas contra integrantes del staff kirchnerista.

Tras ganar las legislativas de 2017, Macri intentó, sin éxito, una reforma laboral y sí concretó una previsional, que fue tan polémica que le causó un gran costo al Gobierno, a tal punto que algunos consideran que fue un hito en la caída en imagen en cascada del líder del PRO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí