El triunfo de JxC impulsa a la UCR a disputar la candidatura presidencial 2023

El impresionante triunfo -y resurgir- de Juntos por el Cambio en la mayor parte del país redefine el tablero de conducción nacional de la coalición opositora, en la que ahora tomarán las riendas el nuevo líder del PRO, Horacio Rodríguez Larreta, y el radicalismo impulsado por sus tres gobernadores: Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez.

Morales y Valdés habían ganado en forma contundente las elecciones provinciales en junio y agosto, respectivamente, y habían avisado que se podía venir nuevamente una ola amarilla en el país, como quedó plasmada ayer.

Rodríguez Larreta, en tanto, se jugó a fondo con su apuesta por Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires, y le salió bien; pero el radical Facundo Manes obtuvo un segundo puesto más que digno y coloca a la Unión Cívica Radical con grandes expectativas para ungir al presidente en la fórmula de cara a las elecciones del 2023.

Es que hacía décadas que el radicalismo no hacía una buena elección en la provincia de Buenos Aires, distrito que tiene casi el 40% del padrón nacional y ahora, con Manes, se asegura un peso territorial gravitante a la hora de reclamar el primer puesto en la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio.

Morales, gobernador de Jujuy, y secretario general de la UCR, picó en punta este año y pidió una interna radical para dirimir quién será el aspirante “boina blanca” a integrar esa fórmula, a la que también se postula Alfredo Cornejo, el actual titular del partido, quien ayer ganó las PASO para senador nacional.

Otros postulantes podrían ser el cordobés Mario Negri, pero ayer perdió la interna con Luis Juez, y el porteño Martín Losteau, resistido por casi toda la conducción del partido centenario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here