El PRO está en el laberinto de los “golpes institucionales” y la amenaza de ser deglutido por La Libertad Avanza

Getting your Trinity Audio player ready...

La internas en el oficialismo y el peronismo habilitaron a otro actor político que quedó algo relegado a volver a dirimir sus diferencias en el escenario público. Este jueves por la noche hubo una renuncia masiva de dirigentes del PRO al consejo directivo bonaerense.

La jugada lleva la firma de Mauricio Macri y busca arrebatarle el control de la conducción amarilla en PBA a Daniela Reich, que es además esposa de otro dirigente de peso, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. El dato es que los dos vienen trabajando hace tiempo con quien hasta hace unos meses conducía el partido a nivel nacional, Patricia Bullrich.

Bullrich está convencida que el trabajo debe ser mancomunado con La Libertad Avanza. Claro, ella forma parte del Gobierno al frente de la cartera de Seguridad. Pero al margen de esa situación, está convencida de que el PRO debe ser un brazo legislativo que aporte gobernabilidad y le permita ir para adelante.

No obstante, la funcionaria no quiere perder sus raíces. “No hubo de parte nuestra ninguna decisión de irnos a ningún lado. Ni de fusionar los partidos. Nosotros tenemos nuestra propia identidad y la seguimos sosteniendo”, señalaron desde el entorno de Bullrich a TN. Aunque aclararon: “Estamos en nuestro partido pero trabajamos en unidad con La Libertad Avanza”.

Por el lado de Macri, no está tan convencido de “ir a fondo” con Milei. Ser un socio eventual, pero marcar las diferencias ‑dicen en sus filas- le permite margen de maniobra. El caso es que aquellos que participaron de la jugada bonaerense, en público se muestran cercanos al gobierno libertario, como Diego Santilli o Cristian Ritondo.



“Algunos no aprendieron de la derrota del año pasado. Si importara tanto quién tiene más cargos partidarios o la estructura, la interna hubiese salido exactamente al revés”, chicanean desde el ala bullrichista. Y remarcan: “Esto fue un golpe institucional”.

El dato concreto es que dejaron su cargo 24 de los 33 miembros del consejo directivo del PRO en PBA. Y todos responden al expresidente. Presionan para que Cristian Ritondo asuma la presidencia local del partido. “Es una decisión mayoritaria del partido, el recambio de autoridades. Pasa que ellos se atrincheraron en el partido”, señalaron desde las huestes macristas a este medio.

En este punto, señalan que Ritondo tiene el aval de la gran mayoría de los intendentes del espacio y del propio Mauricio Macri, flamante titular del PRO a nivel nacional. De momento, desde la conducción bonaerense amarilla no van a responder. Según pudo saber TN, lo harán recién la semana que comienza.

En el ámbito nacional, cerca de la ministra de Seguridad le bajan el precio a la interna. “La gente está pidiendo otra cosa, que trabajemos todos juntos. Que sigamos fortaleciendo al Gobierno. Quedó claro en el balotaje, pero sigue quedando claro ahora”. Y advierten: “Si le va mal a Milei, no se salva nadie”.

En última instancia, el enfrentamiento de estas horas augura una disputa aún mayor en la previa a las elecciones legislativas del 2025. Una toma de posición prematura para sentar las bases de la discusión futura. Allí, también son tajantes en el bullrichismo: “No hay margen para que no vayamos juntos en las elecciones del año que viene. El PRO yendo por afuera de La Libertad Avanza sería un suicidio”.

* Sebastián Simonetti para TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com