EL PRIMER MINISTRO CONFIRMADO DE ALBERTO ES DANIEL ARROYO

«Hambre es comer salteado, es un mate cocido y un pedazo de pan a la noche», dispara Daniel Arroyo, el primer y único ministro confirmado -hasta hoy- del presidente electo Alberto Fernández, quien le encomendó la tarea ciclópea de pergeñar el  «Plan contra el Hambre» para enfrentar una pobreza que se estima ronda el 50%.

Arroyo es licenciado en Ciencias Políticas pero tiene una vasta experiencia en el campo social: fue ministro de Desarrollo Social en la provincia de Buenos Aires y segundo de Alicia Kirchner en la misma cartera a nivel nacional.

Ahora, como experto del peronismo en cuestiones sociales, tiene la tarea de elaborar «la política más importante que va a tener el gobierno de Alberto Fernández en la primera etapa porque está claro que hay que resolver el  problema del hambre», define el propio Arroyo.

El Plan contra el Hambre proyecta la creación de un Consejo asesor que estará conformado por algunos notables, como el conductor televisivo Marcelo Tinelli, quien ya ha hablado de este tema con Fernández.

El Consejo que va a estar integrado por distintos sectores como los que producen alimentos, las universidades, las entidades del agro, los sindicatos, los dirigentes sociales y también referentes en temas sociales como Tinelli, quien «está haciendo un trabajo muy fuerte en apoyo a comedores y a la cuestión social a través de su fundación», expresó el futuro ministro.

En ese plano, Arroyo advirtió sobre una problemática que por ahora no tiene prensa pero que es dramática. Dijo que se hará una «seguimiento de cómo evoluciona el plan y específicamente de peso y talla porque el problema más grave que tenemos hoy es que estamos yendo a una generación de petisos nacidos obesos por el problema de la desnutrición y lo que está pasando en los comedores».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí