El Presidente recibió a dirigentes piqueteros en la Casa de Gobierno

El presidente Alberto Fernández recibió en Casa Rosada a referentes de las organizaciones piqueteras afines al Gobierno Nacional, en momentos en que las agrupaciones opositoras acamparán este jueves en la Plaza de Mayo e impulsan una gran protesta para la semana que viene.

El encuentro se produjo luego de que el Polo Obrero, sectores sindicales como la CTA Autónoma y el MTE de Juan Grabois anunciaron que el próximo miércoles 20 llevarán a cabo una gran protesta en todo el país.

Entre los participantes estuvieron integrantes del Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, y la Tupac Amaru, los sectores que integran el Frente de Todos y algunos con representación en la administración pública.­

Participaron Esteban «Gringo» Castro, Angel Adolfo Borello, Cristián Javier Romo, Alejandro Garfagnini, Beatriz Fleischman, María Mireyra Esteves, Laura Pugliese, Alejandro Abregú y Luciano Alvarez.

Tras el encuentro, Castro dijo a los periodistas acreditados en Casa de Gobierno que la convocatoria fue pedida por los movimientos populares «a raíz de los allanamientos que sufrieron los compañeros y compañeras en Jujuy, Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y distintas provincias, casi al mismo tiempo».

«Planteamos al Presidente la gran preocupación que tenemos, porque nos sentimos muy solos ante esta situación», refirió, y señaló que la respuesta de Fernández «fue de apoyo incondicional a los movimientos populares».

En ese sentido, el mandatario recibió a los dirigentes allanados, quienes «son de los más pobres que hay en la Argentina, los que han puesto muchas veces sus casas para hacer la merienda o para darle de comer en un comedor popular a todo un barrio», definió el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

«Eso es lo que allanaron», señaló, y contó que el jefe de Estado «reivindicó el trabajo que realizaron durante la pandemia, que ya lo había hecho en ese momento», y «dijo estar en contra de la criminalización de los movimientos populares», además de mostrar «su preocupación por la detención de la compañera Milagro Sala».

«Creemos que es una justicia, por lo menos en el caso de Jujuy, dependiente del gobernador Gerardo Morales, porque además lo expresó él claramente», consideró Castro, y puntualizó que «en el caso de la CCC es una jueza que está muy vinculada a (el fallecido juez Claudio) Bonadío, y todos sabemos cómo opera ese sector de la justicia».

El dirigente social contó que con el Presidente se hablaron de otros temas, como «una propuesta de, por ejemplo, construir viviendas con nuestras cooperativas y mutuales, que pueden hacerse cargo de eso», aunque aclaró que «no se profundizó».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí