El Presidente encabezó en Tucumán el acto por el día de la Independencia

El presidente Alberto Fernández sostuvo que la Argentina «está de pie y camina aunque muchos quieran negarlo» y dijo que «es necesario transitar el camino hacia el equilibrio fiscal y estabilizar la moneda».

Al encabezar el acto central por el Día de la Independencia en la Casa Histórica en esta ciudad, el Presidente denunció que en la última semana soportó «una pública y feroz embestida de grupos concentrados y poderosos que quieren quedarse con toda la renta y provocar una devaluación, y que buscan generan desánimo e incertidumbre».

El mandatario remarcó que «los mismos que siembran desánimo son los que nos endeudaron» y convocó a los argentinos a «forjar todos los días la unidad que nos va a sacar adelante».

«Estamos aquí para enfrentar los problemas con el ánimo bien alto. Los convoco a trabajar para erradicar la pobreza extrema y reconstruir el país más igualitario que tuvimos. Reafirmamos nuestro compromiso para seguir recuperando los salarios», dijo el jefe de Estado.

Fernández dijo que «cuando un Gobierno popular puja por los intereses económicos para defender la distribución de la riqueza se desatan todas las fuerzas políticas, mediáticas y empresarias para desunirnos y hacernos desconfiar entre nosotros; pero no lo van a lograr»

Con gran parte de su gabinete que lo acompañaba, el Presidente condenó «las falsas noticias en redes sociales que se usan como instrumentos desestabilizadores» y agregó: «Se van a chocar con la mi firme decisión de seguir trabajando por la patria». Destacó que «la unidad es un valor que debemos preservar en los momentos más difíciles».

«La unidad siempre es el fruto de la disposición de los involucrados por consolidarla. Es un valor que debemos preservar en los momentos más difíciles», sostuvo el mandatario. Destacó que «aquel 9 de julio de 1816 fue la coronación de un largo proceso político: no estuvo exento de discusiones y disputas».

«La construcción de acuerdos demandó el esfuerzo de cada uno: semejante lección que nos depara la historia no puede ser soslayada», agregó.

El jefe de Estado señaló que «la historia grande enseña que para poder avanzar como comunidad debemos derribar muros y comenzar a construir puentes» y afirmó que espera que «desde la casa del gran acuerdo -la Casa Histórica de Tucumán- podamos convocar a los grandes consensos que hacen falta para desarrollarnos de una vez y para siempre». «Sueño con una Argentina plenamente federal, que no se divida», añadió.

Y continuó: «Nada sólido se construye si abandonamos nuestros objetivos ante el primer peligro. La historia nos enseña que debemos pelear incansablemente aún cuando la adversidad se nos pare enfrente».

Asimismo, Alberto Fernández recordó que en aquellos años «la unidad no surgió mágicamente, ni se impuso naturalmente: sólo fue posible porque hubo voluntad de construirla».

En ese sentido, alertó que en los tiempos difíciles «asoman los agoreros que dividen y sombran el desánimo sólo en procura de sus mezquinos intereses».

«Con un pueblo dividido, unos pocos sinvergüenzas ganan y millones se sumergen en la marginación y pobreza», planteó.

Estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el gobernador tucumano, Osvaldo Jaldo; el jefe de Gabiente, Juan Manzur; y varios ministros; así como el titular de la bancada del Frente de Todos en la Cámara baja, Germán Martínez; entre otros dirigentes del oficialismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí