La oposición de Unión por la Patria y la UCR le torció el brazo al oficialismo por las universidades y el FONID

Getting your Trinity Audio player ready...

En una sesión caliente, la Cámara de Diputados aprobó una moción conjunta para emplazar a las comisiones de Educación y Presupuesto y Hacienda para dictaminar los proyectos que buscan declarar la emergencia presupuestaria y actualizar automáticamente las partidas de financiamiento para las universidades nacionales públicas de todo el país, y para hacer lo propio el martes que viene con los proyectos que apuntan al restablecimiento del Fondo Nacional de Incentivo Docente.

“Son parte de una misma convocatoria que acordamos aquí en el recinto”, aclaró el presidente del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, luego de que el jefe del bloque radical, Rodrigo De Loredo, leyera la moción conjunta.

La propuesta obtuvo 152 votos a favor y 81 rechazos. En contra votaron los diputados de La Libertad Avanza y el PRO, mayormente.

El Plan A de la UCR y UP era constituir al recinto en comisión para votar los proyectos durante la sesión especial, pero la moción no tuvo chances de ser aprobada dado que requería una mayoría agravada de tres cuartos para habilitar el apartamiento de reglamento.

Tanto el jefe del bloque Hacemos Coalición Federal, Miguel Pichetto, como la Coalición Cívica se negaron a acompañar esa propuesta, por lo que se procedió a impulsar el plan B: éste consistía en emplazar a las comisiones para este jueves 23 a las 14 hs para dictaminar los proyectos sobre financiamiento universitario y para el martes 28 a las 15 para dictaminar los proyectos sobre la reposición del FONID.

De esta manera, la oposición logró torcerle el brazo al oficialismo y al PRO, y marcar los tiempos del debate.

El pedido de sesión especial había sido formulado por el bloque de la UCR el viernes pasado, pero el anuncio del Gobierno del acuerdo que alcanzó con los rectores sembró dudas acerca de cuál sería la determinación que tomaría la bancada presidida por De Loredo, que dudó hasta último momento si mantener en pie la convocatoria o suspenderla. 

A partir de conversaciones en tiempo real con los rectores, que le plantearon la conveniencia de sostener la sesión hasta tanto no llegara la resolución oficial del Gobierno, el radicalismo decidió a último momento bajar al recinto. 

La sesión obtuvo quórum con 130 diputados sentados en sus bancas: además de los radicales contribuyeron al propósito Unión por la Patria, cuatro diputados de Hacemos Coalición Federal (Mónica Fein, Esteban Paulón, Oscar Agost Carreño, y Ignacio García Aresca), Agustín Domingo (Innovación Federal), Osvaldo Llancafilo (Movimiento Popular Neuquino), cinco de los seis diputados de la Coalición Cívica (solamente no llegó Victoria Borrego), y el diputado de Por Santa Cruz Sergio Acevedo.

Hasta avanzada la tarde de ayer se había especulado con la posibilidad de que el radicalismo levantara el pedido de sesión especial, luego de que el presidente de la comisión de Educación, Alejandro Finocchiaro confirmara su intención de convocar a un plenario de comisiones junto a Presupuesto y Hacienda, con la intención de dictaminar.

Según pudo saber Noticias Argentinas, el bloque conducido por Rodrigo de Loredo estuvo en contacto durante toda la jornada con los rectores de las distintas universidades públicas (exceptuando a la UBA, que ya arregló su situación con el Gobierno) para monitorear el estado de las conversaciones con el Gobierno, para ver si se encontraba alguna solución inmediata y efectiva a la actualización del presupuesto universitario para este año.

Recién la respuesta se alcanzó este martes, y fue anunciada por el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, pese a lo cual el compromiso de palabra no fue refrendado por resolución en el Boletín Oficial.

A las 14 hs se conoció la decisión del bloque conducido por De Loredo de mantener la sesión y bajar al recinto.

El cordobés había sido muy criticado por los rectores radicales por haber dejado sin quórum la sesión convocada el 24 de abril por Unión por la Patria con el mismo propósito. 

Con esta acción, De Loredo buscaba congraciarse con este sector de la academia universitaria con el que se siente en deuda.

Las intervenciones

El primero en tomar la palabra fue Finocchiaro, quien calificó la sesión como “desprolija” y “ridícula” y acusó al bloque radical de regalarle una tribuna al kirchnerismo para que embista contra el Gobierno.

Es una sesión desprolija porque pareciera que quienes han convocado a esta sesión quieren hacer una distinción entre quienes apoyan y quienes no apoyan a las universidades públicas. Todos las apoyamos a las universidades públicas. En mi caso en particular si no hubiesen existido yo no habría podido estudiar”, introdujo el ex ministro de Educación de Mauricio Macri.

Para Finocchiaro, la sesión “es desprolija porque hay cuestiones incluidas en el temario que ya han sido resueltas por el Gobierno nacional en el día de ayer y se van a instrumentar el día lunes”.

“Además de que el Gobierno ya arregló esto está convocada una sesión conjunta de las comisiones de Educación y Presupuesto para el día jueves 23 con el objetivo de dictaminar sobre estos temas. Es un dispendio terrible lo que se ha hecho hoy en este Congreso”, sentenció.

Según dijo, “es una sesión ridícula” porque “se le está dando la oportunidad al kirchnerismo de mostrar cuánto le importa la educación cuando el jueves que viene su brazo sindical educativo va a dejar sin clases a todos los chicos de nuestros país”.

“Es una sesión grave porque el verdadero objetivo del kirchnerismo en esta sesión no es el presupuesto universitario. El verdadero objetivo del kirchnerismo en esta sesión es emplazar para que se trate el FONID”, consideró.

A su entender, “el FONID es una mal concepto porque es dinero en negro que deben pagar los gobernadores y nunca el Gobierno nacional pero que además produce en las arcas de este Estado nacional que el kirchnerismo ha dejado vacías un déficit fiscal de entre un billón y 1,4 billones de pesos”

Es irresponsable porque lo que está buscando el kirchnerismo con este tipo de cosas es que el Gobierno se vaya. El kirchnerismo hoy está en el límite del sistema democrático”, castigó. 

En tanto, Finocchiaro afirmó que “esta sesión se gestó de forma ignominiosa porque habiendo trabajado muy bien (con los diputados de los bloques de la oposición dialoguista) y teniendo encaminado un dictamen el viernes a la noche hubo una reunión entre distintos diputados donde se acordó que si el diputado Espert y yo llamábamos a una sesión conjunta para dictaminar el jueves 23 de mayo, esta sesión se levantaba”. 

“Le pregunté a De Loredo si esto era así, y su respuesta fue ”sí, Ale’”, reveló. “Es decir que el diputado De Loredo faltó a su palabra. Para mí es muy importante la palabra empeñada en la política”, arremetió.

“Llegamos a esta sesión porque quien sabe que culpas tiene que lavar el diputado De Loredo para habernos metido en esto”, fulminó Finocchiaro. 

A modo de réplica, el jefe del bloque radical aseguró que Finocchiaro no tuvo “una actitud honorable”.

“No veo en las palabras de Finocchiaro de ninguna manera una actitud honorable. No le piden tanto al diputado Finocchiaro. Veo una actitud de otras características. Falta absolutamente a la verdad en sus términos”, indicó. 

Segundos después, De Loredo aprovechó para desquitarse contra el diputado del PRO: “Soy un férreo defensor del gobierno que me tocó integrar, el de Mauricio Macri, Tenia un rumbo absolutamente acertado, le faltó tiempo. Ha llegado la hora de que haga pública una de las autocríticas más importantes que ha tenido ese Gobierno por haberlo integrado que es el bajo nivel de su ministro de Educación, que queda claramente expresado por la carencia de educación”. 

Más tarde aprovechó para justificar la razón por la cual insistió con la sesión pese a que el Gobierno ya había anunciado un acuerdo con los rectores de las universidades nacionales.

“Estamos acá por una cuestión de tiempo, porque el tiempo está pasando y las soluciones no están llegando. Venimos a esta sesión a construir una mayoría agravada persuadiendo a los diputados de que no queda más tiempo”, argumentó el cordobés. 

“También fuimos agraviados cuando le dimos tiempo a ustedes. Ha pasado un mes de una de las marchas más relevantes de la cual creo que el Gobierno ha tomado nota”, continuó De Loredo.

Y concluyó: “El tiempo va pasando y las soluciones no van llegando. A esta sesión hemos venido para ver si se recapacita y que se de una solución al fondo de la cuestión”.

*Sebastián Hadida para NA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com