El Gobierno despidió al desgastado secretario de Agricultura Fernando Vilella

Getting your Trinity Audio player ready...

Desde que asumió Vilella fue perdiendo fuerza en el gabinete de Javier Milei. De entrada, antes de la asunción, el 10 de diciembre, el nexo entre Vilella y Caputo fue Juan Pazo, el Secretario de Industria y Desarrollo Productivo, quien es la persona de confianza del ministro para el manejo del área y progresivamente ha ido ganando terreno en las decisiones de la cartera agropecuaria.

El primer cortocircuito entre los equipos de Agricultura y de Economía fue cuando se planteó una suba de las retenciones, finalmente descartada, a partir de la resistencia impulsada por los gobernadores de la Región Centro que dejó herido el paquete fiscal que el oficialismo planteó hasta febrero en el Congreso.

Otro desencuentro se dio por la designación del presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym). Vilella había designado en un primer momento a Daniel Notta, pero luego Pazo desconoció la designación.

La motosierra de Caputo siguó fuerte sobre el ex funcionario de Daniel Scioli e ingeniero agrónomo con una enorme trayectoria en las ciencias agrarias.

Su ministerio tenía casi todos los programas parados y en algunos de ellos los trabajadores no cobran desde febrero, a pesar de que el presupuesto está. Eso no evita que cuando se rompen los móviles del organismo pasen al olvido: “No hay plata para arreglarlos”, sostienen desde las huestes de Caputo, quienes también le sacaron a Vilella el manejo de Recursos Humanos, una instancia a la que reemplazaron con “gente propia”.

A partir de ahora el área cambió además la denominación y volverá a llamarse de Agricultura, Ganadería y Pesca

Así lo notificó la cartera a través de un comunicado en el que detallan la dimisión, pero que aclara que el exfuncionario, que desembarcó en la administración de la mano del exjefe de Gabinete Nicolás Posse, presentó la renuncia.

Cerca de Milei aseguran que Vilella “no era muy querido en el campo”, por lo que optaron por Sergio Iraeta, abogado y productor agropecuario, cercano al ministro de Economía, Luis Caputo. 

Según detallan desde la cartera, el flamante secretario “seguirá trabajando en línea con los objetivos del presidente Javier Milei de reducir la estructura burocrática del Estado,  potenciar las capacidades de los productores agropecuarios, generar las condiciones para aumentar la competitividad y de seguir abriendo nuevos mercados para la heterogénea producción agropecuaria nacional”. 

“A su vez, el ingeniero Manuel Chiappe ‑quien hasta hoy se desempeñaba como jefe de asesores de la Secretaría- será el nuevo subsecretario de Producción Agropecuaria y Forestal”, aclaran.

En la misma línea, destacan: “El campo argentino, corazón productivo de nuestra Patria, es un pilar fundamental para la prosperidad del país y tiene todo para aportar en la recuperación de la economía. Este Gobierno está del lado de los productores rurales, y reconoce el colosal sacrifico que han hecho para engrandecer a la Nación”.

Lo cierto es que el cambio refleja la intervención del ministro de Economía que gana terreno y que tiene a Juan Pazo como secretario coordinador de la política productiva en la gestión.

En declaraciones al portal Agrofy, meses atrás, Iraeta aseguró que no viene de la política ni de la gremial sino que es un simple productor agropecuario que vivió “mucho tiempo del campo y en el campo”. “Aprendí a escribir en una escuela rural y mis hijos aprendieron a escribir en una escuela rural. Sé de lo que hablo cuando hablo de campo, hay temas que me exceden, por eso tengo un equipo. Pero de campo sé”, remarcó

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com