Cristina Kirchner: “Si cuando sos gobierno la gente se caga de hambre, de qué te sirve la legitimidad”

Getting your Trinity Audio player ready...

Cristina Kirchner reapareció este sábado en un acto político, después de siete meses alejada de los escenarios. La exvicepresidenta dijo que el gobierno de Javier Milei “no tiene un plan de estabilización”, habló de “anarcocolonialismo” y le reclamó un “golpe de timón”. Además, en su fuerte discurso, se metió en la interna peronista y apuntó contra empresarios como Marcos Galperin.

Terminado el acto, el Presidente salió a responderle.

“Si cuando sos gobierno la gente se caga de hambre y no puede llegar a fin de mes, de qué te sirve” la legitimidad, se preguntó la ex jefa de Estado en un acto en Quilmes.

La ex mandataria afirmó que Milei “no tiene plan de estabilización” y expresó: “Por más que el presidente se enoje y haga caritas, no tiene plan de estabilización, que sí lo tuvo el gobierno anterior, que fue la Convertibilidad”.

 “Es solo un plan de ajuste”, aseguró Cristina Kirchner, que al calificar al Presidente dijo que “no es neolilberal” ni “anarcocapitalista”, sino “anarco colonialista”.

La ex mandataria, en tanto, apuntó también contra el equipo de Milei: “No quiero ser peyorativa, ni mala, pero además de todas esas condiciones (en los 90) había un Congreso, un presidente con un partido político sólido, la CGT, y había un equipo. Cuando uno mira lo que hay hoy en todos los ámbitos… no es que le falta uno para el peso, le faltan, 30, 40 o 50 para el peso, termino elogiando yo al gobierno de (Carlos) Menem, que me echaron del bloque”.

“No pagaste CAMMESA, las obras públicas… Es como que ustedes en su casa, después de no haber pagado la luz, el agua, el alquiler, la señora que trabaja, digas que tenés superavit. No, hermano, no tenés superavit. Mirá todo lo que debés, no tenés superavit”, le remarcó Cristina.

“Este gobierno no es neoliberal, porque qué es el anarcocapitalismo. Hay una pista en la cadena nacional del lunes. La recuperación va a venir del petróleo, gas, minería y el campo, dijo el Presidente”, comenzó Cristina. “Precapitalista… Me hace acordar a la Argentina Virreinato del Río de la Plata, que se llevaban todo. Más que anarcocapitalismo suena a anarcocolonialismo”.

A Milei lo trató de “dogmático” y le hizo una recomendación gráfica para reclamarle un “golpe de timón”, al sostener: “Cuando la cabeza no entra, no achique la cabeza. Agrande el sombrero. Es por ahí”.

Luego profundizó: “Cuando eso pase me voy a convertir en un Avatar, de color celeste y azul. Como la bandera, para defender a la patria. A nosotros, de colonia, no. Otra vez de colonia, no”.

La ex presidenta Cristina Kirchner apuntó contra el mandatario Javier Milei por someter a los argentinos a un “ajuste inútil”, a la vez que criticó que celebrara el superávit fiscal del primer trimestre porque tiene “deudas” con empresas y provincias.

“Es como que ustedes en sus casa no paguen el alquiler, no paguen las expensas y digan que tienen superávit, no hermano, no es superávit ¿mirá todo lo que debés?”, se quejó Cristina Kirchner.

En ese marco, subrayó: “¿Superávit de dónde? No tiene sustento”.

La ex presidenta reapareció en la localidad bonaerense de Quilmes, en la inauguración del microestadio “Presidente Néstor Kirchner” en Quilmes, junto a la intendenta de La Cámpora, Mayra Mendoza.

Tras hablar de los subsidios, el precio de los servicios y la situación de las escuelas, Cristina exclamó: “¡Hay que salir a discutir estas cosas, no pelotudeces! Están discutiendo para ver cómo cambian la vida de los dirigentes. Hay que empezar a trabajar y discutir para mejorar la vida de la gente”, insistió la expresidenta. Y al hablar de los reclamos por el presupuesto universitario, pidió discusión “en serio, no con eufemismos y biribiri”.

“Si hubiéramos adoctrinado en los colegios, nos sería Presidente este hombre. Qué esta diciendo este hombre”, puntualizó Cristina sobre una acusación viral que comparten Milei y sus seguidores más insistentes en redes sociales.

Y siguió con una particular queja: la cantidad de días de clases, en alusión a los paros. “Si tuviéramos una educación primaria y secundaria como la que yo tuve… Tuve una maestra por año y clases todos los días, eh, que no alcanza pero no saben cómo ayuda”.

Cristina le dedicó un capítulo a Mercado Libre y a Galperin


“Es la empresa más importante de la República Argentina y es el hombre más rico de la República Argentina. Tuvo en 2023 una exención 42 millones en seguridad social, con 103 millones de dólares. Nos sobra para cubrir todos los costos de funcionamiento de las universidades y los hospitales del país”, dijo la exvice, que también mencionó a Globant, junto con Mercado Libre beneficiada por exenciones decididas en el gobierno de Néstor Kirchner.

A la clase media se dirigió cuando hablaba de las prepagas. Dijo que en 2003 sólo una minoría tenía prepaga pero que ya en 2011 era un servicio común para la clase media. “Después se olvidan y se hacen antikirchneristas y antiperonistas, pero no importa, los queremos igual, los vamos a querer siempre”, expresó.

La militancia comenzó a llegar antes del mediodía, con un acto previsto para las 16, pero que finalmente comenzó pasadas las 17.

Entre los primeros en llegar estuvieron los ex funcionarios kirchneristas Oscar Parrilli y Carlos Zannini. Luego se sumaron el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, funcionarios bonaerenses y los principales legisladores de Unión por la Patria, entre otros.

Cristina terminó con disciplinamiento al peronismo: “No se den con el bastón por la cabeza”
“Cuando dije en Avellaneda que cada compañero tiene en a mochila el bastón de mariscal no era para que se lo den por la cabeza a otro compañero, sino para salir a la calle para denunciar y explicarle todo esto a la sociedad. Porque a la sociedad la envenenan todo el tiempo, tergiversando. Nosotros como oposición también tenemos responsabilidad de valorar lo que hicimos, reconociendo lo que faltó y mirando hacia adelante”
.

Dijo que al “movimiento nacional” lo integran peronistas no kirchneristas y kirchneristas no peronistas. “Y también peronistas como yo, que toda la vida fui peronista pero me llamo Kirchner, qué le voy a hacer, sé que hay gente que le molesta pero no pienso sacarle el nombre a nadie”, insinuó su primera respuesta a los reclamos que se elevan dentro de ese espacio hacia su figura.

“En 2019 nos eligieron porque se acordaban cómo habían estado hasta 2019. El problema fue cuando alguno pensó que nos habían votado por los buenos modales. Cuando pensás eso y dejas de lado todo lo otro, terminamos como terminamos. Me hago cargo, no esquivo el bulto, pero siempre voy de frente: no soy de las que tiran la piedra y esconden la mano”, continuó hablando directamente sobre aquel gobierno del que fue vicepresidenta.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com