CREXEL VERSUS CERVI EN NEUQUEN: UN FISCAL DICTAMINÓ QUE LA SENADORA DEBE SER LA REEMPLAZANTE DEL “PECHI” QUIROGA

En una polémica decisión que cuestiona la Ley de paridad de género, el fiscal federal electoral Jorge Di Lello determinó que la senadora nacional Lucila Crexell encabece la lista de candidatos para esa categoría, por Juntos por el Cambio de Neuquén, y elevó el dictamen a la Cámara Nacional Electoral (CNE), al hacer lugar a un reclamo de la legisladora del Movimiento Popular Nequino, que de esa forma saca de la lista al radical Pablo Cervi.

La senadora Crexel había objetado la decisión de la jueza provincial Carolina Pandolfi, que dispuso que el primer candidato suplente de la alianza, Pablo Cervi (UCR), reemplace al intendente neuquino Horacio «Pechi» Quiroga (UCR), quien falleció días atrás e iba en el primer lugar de la lista para las elecciones del domingo.

La jueza Pandolfi había priorizado a Cervi – presidente de la Federación Argentina de Fruticultores- y mantuvo a Crexell en segundo lugar de la nómina, bajo el argumento de los establecido por la Ley de paridad de género.

Sin embargo, Crexell reclamó la aplicación del Código Nacional Electoral y el fiscal Di Lello le dio la razón, informaron fuentes judiciales.

Di Lello analizó que la situación debe analizarse «a la luz de los preceptos de la Constitución Nacional, el Código Nacional Electoral y la Ley de paridad de género».

En ese plano, citó que la normativa establece que «en caso de renuncia, fallecimiento o incapacidad sobreviniente del candidato presidencial ‘será reemplazado por el candidato a vicepresidente’ y en caso de vacancia de éste la agrupación ‘deberá a proceder a su reemplazo'».

«Como se advierte, más allá del motivo por el cual debe adecuarse la lista o efectuarse el reemplazo de un candidato, el método establecido por el legislador es el corrimiento ascendente de los postulantes, según el orden que integran la lista», evaluó el fiscal federal.

«En ese contexto –apuntó-, el ordenamiento de la lista efectuada por el magistrado no se condice con las premisas establecidas en el artículo 60 bis del Código Nacional Electoral”.

«Por un lado –distinguió-, porque se aparta de la primera premisa que establece que las listas deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde el/la primer/a candidato/a titular hasta el/la último/a candidato/a suplente’, pues oficializa: como primer candidato titular a un varón, luego una mujer y seguidamente, otra mujer como primer candidata suplente a senadora nacional (varón–mujer–mujer), burlando aviesamente la normativa vigente respecto de la paridad de géneros que establece un claro principio de alternancia en las listas».

«Y por otro lado –concluyó Di Lello-, porque altera el orden de prelación natural de la lista de candidatos originalmente propuestos, efectuando un corrimiento que supone que quien era propuesto por la agrupación en último lugar como segundo candidato suplente, termine siendo la primer propuesta que lleva la alianza como candidato a senador en las próximas elecciones».

Tras ese dictamen, será ahora la Cámara Nacional Electoral la que deberá resolver la polémica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí