Bullrich y Larreta empiezan a diferenciarse

Luego de las negociaciones frenéticas del fin de semana pasado para el cierre de listas, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta pusieron en marcha sus estrategias de campaña para diferenciarse dentro de Juntos por el Cambio y poder ganar las PASO. La presidenta del PRO en uso de licencia terminó de consolidar su perfil halcón con los candidatos que llevará en su nómina, aunque el jefe de Gobierno porteño no se quedó atrás y sumó a dirigentes de perfil liberal.

En el entorno del jefe de Gobierno porteño aseguran que en los próximos días se dedicará a realizar actividades que lo muestren con políticos de distintos sectores, que le otorguen respaldo y que, además, lo ayuden a atraer otros segmentos de electores. En concreto, busca consolidar una “nueva mayoría” para lograr cambios perdurables en el tiempo en caso de que asuma la Presidencia.

Uno de los protagonistas podría ser ‑y casi se descuenta- Juan Schiaretti. La posible incorporación del peronista cordobés a Juntos por el Cambio fue el factor clave para que se desatara una fuerte interna entre Bullrich y Rodríguez Larreta. Sin embargo, el ala moderada de la coalición opositora insiste en la necesidad de ampliar el espacio.

Aunque buscará mostrarse como un conciliador, el alcalde porteño buscó no quedar alejado del discurso duro y, para eso, en la provincia de Buenos Aires apostó a las figuras de Miguel Ángel Pichetto y José Luis Espert. Además, cuenta con Gerardo Morales, el presidente de la UCR que logró capitalizar su idea de “orden y paz” con los incidentes que se produjeron en Jujuy.

El jefe de Gobierno confía en que hay un mayoritario voto independiente, de centro, que estaría dispuesto a elegirlo en las urnas. La ex ministra de Seguridad está segura de que ese andarivel no define una elección y que ella interpreta como nadie el sentido de cambio que busca la gente.

Bullrich, por su parte, reforzará su perfil de una líder intransigente que se apoya en la gente antes que en los dirigentes tradicionales. De hecho, este fin de semana logró capitalizar el resultado ajustado de Luis Juez en Córdoba. Los dirigentes locales aseguran que la ex ministra de Seguridad logró fidelizar su vínculo con el votante local y con actores fundamentales para los comicios: los fiscales.

El equipo estratégico que rodea a Juez asegura que Bullrich avanzó en la construcción de la estructura necesaria para el conteo de votos, pata indispensable para pelear las PASO nacional de Juntos por el Cambio.

“Los pactos entre políticos para políticos no van más”, lanzó la precandidata a presidenta del PRO luego de las elecciones en Córdoba. Se trató de un claro mensaje a Rodríguez Larreta y su alianza con Schiaretti, el impulsor de Martín Llaryora.

Otra estrategia que impulsará Bullrich será mostrar a su rival en el PRO como un aliado de Sergio Massa, el candidato oficialista. El equipo de Bullrich cree que ahora su candidata tendrá “más libertad” que su adversario para criticar al postulante de Unión por la Patria y que el nuevo escenario “reafirma nuestra estrategia porque Massa y Larreta se parecen mucho y comparten el mismo electorado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com