Con la ley Bases entrando a un freezer, Javier Milei hizo su show en el Luna Park

Getting your Trinity Audio player ready...

El presidente Javier Milei presentó su último libro en el estadio Luna Park, con un acto que incluyó un show musical, un discurso y una charla distendida, en la que reflexionó que hay que meterse “en el barro” para que los “zurdos” no los lleven “puestos.

“Si no nos metemos en el barro, los zurdos nos llevan puestos, porque lo que importa en el poder”, afirmó Milei al disertar sobre su obra junto al diputado oficialista José Luis Espert y el vocero presidencial, Manuel Adorni.

El evento comenzó a las 21.15, cuando el Presidente salió al escenario para cantar “Panic show” de La Renga, a la que le modificó la letra para señalar: “Toda la casta es de mi apetito”.

Estuvo acompañado por “La banda libertad”, integrada por el diputado nacional de La Libertad Avanza (LLA), Alberto Benegas Lynch, su hermano Joaquín, y Marcelo Duclós.

La noche continuó con un discurso de Milei, en el que volvió a referirse de forma irónica a la crisis diplomática con España y afirmó que la canciller Diana Mondino iba a pedirle “horas extras”.

“Mondino me va a pedir horas extras”, dijo el jefe de Estado al responder a los militantes que corearon consigas en contra del presidente de España, Pedro Sánchez.

“Sanchéz, compadre, la concha de tu madre”, cantaron los presentes, que recibieron esa respuesta de parte del mandatario nacional.

También se escucharon cantitos contra la ex presidenta Cristina Kirchner, a quien acusaron de corrupta, y Milei agregó: “Tienen razón”.

En la primera fila del evento estuvieron la hermana del mandatario y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei junto a Bettina Guardia Bulgheroni, quien durante el menemismo fue jefa de Gabinete del ministro del Interio Carlos Corach; la vicepresidenta Victoria Villarruel; los ministros del Interior, Guillermo Francos; de Economía, Luis “Toto” Caputo; de Seguridad, Patricia Bullrich; de Capital Humano, Sandra Pettovello; y el secretario de Turismo, Ambiente y Deportes, Daniel Scioli.

También se ubicó en ese lugar principal la actriz Amalia “Yuyito” González; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; los diputados Hernán Lombardi, Diego Santilli y Alberto Benegas Lynch; el jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo, y los influencers libertarios Iñaki Gutiérrez y Eugenia Rolón, entre otros.

“El problema sigue siendo el maldito Estado”, aseguró Milei al dar detalles de su libro “Capitalismo, socialismo y la trampa neoclásica”, que en principio iba a ser presentado en la Feria del Libro.

“Uno no puede ser ingrato, che, hay que darle las gracias al de la Fundación Feria del Libro” que con el intento de boicot nos regaló esta fiesta. Gracias, kirchneristas”, afirmó. “Parece que vas a necesitar más de 10 salas José Hernández para contener esto”, dijo sobre la convocatoria.

También habló del aborto en varios pasajes de su discurso y dijo que es parte de la “agenda asesina”.

“Los que se creen tan avanzados con la agenda del aborto, es una agenda que tiene más de tres mil años, y es una agenda absolutamente asesina por un par de salames que hicieron mal las cuentas. Pero el señor Milei es un negacionista de la ciencia”, se quejó.

“Los fallos de mercado no existen. Si ustedes consideran que hay un fallo de mercado, lo primero que sugiero es que revisen que no haya intervención del Estado”, indicó Milei.

  • “Les puedo asegurar que los acompañaría cantando, pero violaría la independencia de los poderes”. (El comentario que hizo mientras los militantes cantaban “Cristina ya va presa”).

  • “Cuando yo leí el modelo de Teoría del Valor, de (Gérard) Debreu… Les puedo asegurar que tiene una belleza matemática que es super inspiradora. Casi que les podría decir que la disfruté más que mi primera Playboy”, contó para sorpresa del auditorio.

  • “Malthus pensaba que si la población se extendía más allá del punto de equilibrio, entonces los salarios se derrumbaban y la gente muere. ¿Cómo se le ocurrió corregir esto? Con control de natalidad, cuya versión moderna son los aborteros”.

  • “Me fui a papá, no a vos, a Adam Smith -dijo apuntando a su padre, Norberto Milei- El padre de la criatura está ahí. La mamá también”.

  • “Lo más interesante es que Adam Smith contenía un modelo de crecimiento económico. Es alguien que se adelantó 200 años a su tiempo, era medio loco y no le daba bola a nadie”, dijo el Presidente comparándose con el economista británico.

  • “En realidad los únicos monopolios malos, que es la verdadera definición de monopolio… Lord Coke… ¡Je! ¡Un visionario!”, dijo sobre el intelectual que comparte apellido con el nombre de la renombrada gaseosa.

  • “Consecuentemente se iban perdiendo libertades individuales en la medida que el sistema económico funciona cada vez peor. Por eso el camino de servidumbre, hacia la miseria, la trampa que nos lleva hacia la miseria el buenísimo socialista porque demanda cada vez más intervención”.

  • “Supongamos que tenemos una empresa que produce celulares y compite con otras nueve. Aparece una empresa que logra hacer un celular de muchísimas mejores prestaciones y a un costo muchísimo más bajo. Un bien a mejor calidad y mejor precio. ¿Qué creen que va a pasar con las nueve restantes? Van a quebrar. ¿Y qué tiene malo de eso? No tiene nada de malo. Es maravilloso. Ahora tiene un teléfono 10 veces mejor y más barato y le queda un montón de guita para gastar en un montón de otras cosas”.

  • “Cuando empecé a incursionar en TV, me encantaba el estilo del Profe… siempre tan suave… más áspero que una lija”, expresó Milei elogiando a José Luis Espert.

  • “Ustedes van a ver un partido de Argentina, el partido es maravilloso. Tribunas llenas, banderas celestes y blancas. Si ponen la pelota en el medio de la cancha, por más que griten no se mueve”, comparó el Presidente. Y añadió: “Necesitan a los jugadores para mover la pelota y los goles los hace Messi”.

  • “Es interesante porque cuando miran la composición en términos porcentuales de participación de mujeres, nuestro gobierno es el que tiene la mayor participación, que es el 37,5%, Pettovello, Bullrich y Mondino, mi hermana y la vicepresidente. No solo eso, si ustedes corrigen con la cantidad de ministerios que absorbió Pettovello, está cerca del 70% de la estructura esta manejada por mujeres, o sea que en el fondo soy un calzonudo”.

En total, el acto se extendió por una hora y media, en la que el Presidente fue interrumpido en varias oportunidades por los militantes que lo aplaudieron y victorearon.

La realidad paralela

El plenario de comisiones que trata de la ley de Bases y la comisión de Presupuesto y Hacienda, que estudia el paquete fiscal, entraron en cuarto intermedio hasta el martes o miércoles de la próxima semana, según especificó el senador y presidente Provisional del Senado, Bartolomé Abdala (San Luis), quien también confirmó que darán respuestas en las próximas horas a los senadores que presentaron modificaciones.

“Algunos cambios son similares y otros no tienen nada que ver con al ley. Es necesario que se analicen todos las propuestas”, lanzó Abdala. Además, aseguró que en las próximas horas circulará un dictamen que les permita que ambos mega proyectos vayan tomando forma, a partir de las modificaciones realizadas. 

La intervención de Abdala se dio sobre el final del plenario de comisiones que trata la ley de Bases, bajo un mar de dudas con respecto a la firma del dictamen que La Libertad Avanza intentó apurar apalancado en un grupo de senadores aliados, entre ellos, el senador y líder del bloque Cambio Federal, Juan Carlos Romero (Salta).

El oficialismo llegó en la mañana del miércoles a la Cámara alta con el objetivo se llevarse las firmas, al menos en disidencia, de aquellos senadores que plantearon a lo largo de estas tres semanas profundas divergencias en algunos capítulos y artículos. Sin embargo, LLA volvió a dar un paso en falso y su planificación quedó enterrada. 

Ayer, el paquete fiscal fue fuertemente cuestionado por el senador kirchnerista Fernando Salino (San Luis) y el radical Martín Lousteau (CABA). En este contexto, para responder las dudas del kirchnerismo y parte del radicalismo, el Gobierno tenía en carpeta enviar a funcionarios a la comisión de Presupuesto y Hacienda. Sin embargo, nadie del Ejecutivo se presentó

Al reanudarse el cuarto intermedio del plenario de Bases, el senador de Unidad Federal, Edgardo Kueider (Entre Ríos), arremetió contra varios puntos. Entre ellos, Kueider apuntó contra las facultades delegadas que el Legislativo le otorgaría al presidente Javier Milei y pidió eliminar la palabra “disolución total o parcial”. 

De no prosperar esta propuesta, el entrerriano pidió la exclusión de una serie de empresas y organismo públicos para que, eventualmente, no puedan ser eliminadas: Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); Banco nacional de Datos Genéticos; CONADI; Senasa. En esa línea, Kueider solicitó la quita de Aerolíneas Argentinas de las empresas sujetas a privatización.   

Para defender su postura, aseguró que “no todos los organismos del Estado pueden dar superávit”. Solicitó que se aparte el texto administrativo de ley de Bases y lo mismo con el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI). No obstante, no le cerró la puerta a un posible apoyo a las modificaciones que podría proponer Lousteau. 

Tras finalizar el punteo con disidencias, el guante lo recogió el senador radical Víctor Zimmermann (Chaco) quien leyó otra extensa lista de cambios promovida por el sector de la UCR más propensa a acompañar el dictamen, pero en disidencia. Estos cambios dejaron aún más al Gobierno contra las cuerdas en su ansiedad por la firma de los despachos. 

Zimmermann le pidió al oficialismo que garantice el financiamiento de los organismos de ciencia y técnica bajo el Plan 2030. Además, en la misma línea de Kueider, objetó la privatización de Aerolíneas y sumó al Correo Argentino. No obstante, el chaqueño sostuvo que, de concretarse las privatizaciones, pidió que los eventuales dueños mantengan las rutas deficitarias. 

Lo mismo para el Correo Argentino: “Es un tema central para los pueblos del interior”. En el plano laboral, habló de las cuotas sindicales y pidió que “sean válidas siempre y cuando haya una manifestación manifiesta en contrario”. Los dardos siguieron para el RIGI, donde pidió claridad para las competencias provinciales. 

En ese sentido, profundizó en la necesidad de ajustar artículos que protejan la producción local y la industria nacional para favorecer a la cadena de bienes y servicios: “Sería positivo que, a partir de los 10 años, los beneficios empiecen a ser decrecientes”. También tocó el tema previsional: “Creemos que la edad de la adhesión debería ser 60 años para las mujeres y 65 los hombres”. 

Por otro lado, en el Salón Gris, el vicejefe de Gabiente, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabla Murphy, continuaron atendiendo las modificaciones y puliendo la letra chica del texto.

*NA y Clarín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com