Con el respaldo de Llaryora, Juan Schiaretti empezó a mover para recuperar protagonismo político

Getting your Trinity Audio player ready...

En lo que puede considerarse su reaparición en el escenario nacional, el exgobernador Juan Schiaretti mantuvo este miércoles, en Capital Federal, reuniones políticas con legisladores nacionales y dirigentes de otras provincias.

Hasta el momento, desde que dejó el poder provincial, el 10 de diciembre pasado, Schiaretti se mantuvo distante del escenario político nacional y también provincial.

Sus únicas definiciones políticas ocurrieron el mes pasado, durante una disertación en los Estados Unidos, cuando evitó pronunciamientos sobre la gestión del presidente Javier Milei, pero cuestionó con dureza al kirchnerismo.

El exgobernador no se expresó sobre estos encuentros políticos, pero sí lo hizo el diputado Randazzo, quien fue su compañero de fórmula, en las elecciones presidenciales del año pasado.

“Con Schiaretti y Pichetto creemos en la necesidad de construir y defender una Argentina federal que apoye al interior productivo, a la industria y el trabajo. Vamos a seguir aportando para alcanzar ese objetivo y lograr el país próspero que nos merecemos”, escribió Randazzo en las redes sociales.

Schiaretti y Randazzo compitieron el año pasado en las elecciones presidenciales del año pasado, que terminó con el triunfo de Javier Milei, en la segunda vuelta.

La fórmula presidencial que encabezó el entonces gobernador de Córdoba obtuvo el 6,73% de los votos a nivel nacional, y casi el 29% en Córdoba.

Además de la reunión con Pichetto, quien preside el bloque Federal en al Cámara de Diputados que integran los cinco diputados que responden al PJ cordobés, y Randazzo, el exgobernador también mantuvo una charla con el exintendente de La Rioja, Alberto Paredes Urquiza y el exintendente de la ciudad de San Juan, Emilio Baistrocchi.

Más allá de que se haya reunido con dirigentes peronistas como Randazzo y Pichetto, el exgobernador no participará de las discusiones internas en el PJ nacional. A esto también lo acordó con el gobernador Martín Llaryora.

Dos semanas atrás se realizó una cumbre del PJ nacional. Hubo algunos sondeos para que el PJ cordobés enviara algún representante, pero la decisión de Llaryora y Schiaretti es no participar de esas discusiones, mientras Cristina Fernández de Kirchner tenga el protagonismo que aún conserva dentro del partido.


Llaryora dijo en los últimos días de manera pública que el PJ provincial “trabajará” por la candidatura presidencial de Schiaretti, pensando en el lejano 2027. El ex gobernador cordobés tendrá 78 años en esa época.

Aunque antes de los próximos comicios presidenciales, el año que viene están las elecciones legislativas nacionales.

Hasta ahora, Schiaretti no hablará de candidaturas, según dicen desde su entorno. Sin embargo, el propio Llaryora asegura en público y en privado que el exgobernador es el “el mejor candidato” para encabezar la lista del oficialismo provincial, que el mandatario provincial denomina el partido cordobés.

Estas primeras reuniones políticas a nivel nacional, es probable que sea la primera etapa de la instalación de Schiaretti en el escenario nacional, porque el año próximo será un debate por bancas en el Congreso nacional.

El año que viene, en Córdoba se eligen a nueve diputados nacionales. No se elegirán senadores, como ocurrirán en otras ocho provincias.

Las versiones en el schiarettismo indicaban que el exgobernador comenzaría a tener actividad política en marzo pasado.

Esa reaparición se postergó, cuando el presidente Milei convocó al “Pacto de mayo”, que se iba a realizar el 25 de mayo pasado en Córdoba, que finalmente terminó en un acto institucional, con un discurso del jefe del Estado.


El objetivo de postergar la reaparición de Schiaretti fue no eclipsar el protagonismo del gobernador Llaryora, por la cumbre que se iba a realizar en Córdoba, que finalmente no se concretó, ante la imposibilidad de tener aprobada la “ley Bases”.

Ahora, ya sin “Pacto de Mayo” en el horizonte, aunque el Presidente convocó a un “Consejo de mayo”, Schiaretti decidió dar este pequeño primer paso en el escenario nacional, en una reunión con Pichetto y Randazzo, dos dirigentes con los que viene trabajando desde hace varios años.

Voceros del oficialismo provincial aseguran que Llaryora y Schiaretti mantienen un contacto permanente y que cualquier actividad o declaración del exgobernador “son consensuadas” entre ambos.

* Julián Cañas para La Voz

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com