Cómo es el proyecto para la exportación del crudo de Vaca Muerta por Río Negro

Para Vaca Muerta, 2024 debería ser el año de la puesta en marcha de grandes proyectos que permitan acrecentar la puesta en valor de sus recursos y en particular los vinculados a la exportación de crudo, cuya ventana es la más acotada en un marco de transición energética.

Es que además de las salidas ya conocidas del shale oil hacia Chile por el Oleoducto Trasandino, o desde Bahía Blanca por el sistema de Oleoducto del Valle, YPF acelera el proyecto de una nueva traza que permita vincular la formación neuquina con la costa patagónica para la conformación de una mega terminal exportadora de aguas profundas.

Se trata del Vaca Muerta Oil Sur, para el cual se encuentra en búsqueda de financiamiento de los US$ 2.500 millones que requerirá el tendido de un ducto hasta el puerto Punta Colorada, de Sierra Grande en Río Negro, donde desplegará una terminal marítima que se convertirá en el mayor puerto exportador de petróleo del país.

Se calcula que a través de la estación petrolera se podrá despachar, a partir de fines 2025 o 2026, un buque cada cinco días con capacidad para 390.000 metros cúbicos, lo que a nivel anual podría sumar un volumen total de 25 millones de metros cúbicos. Este movimiento de crudo contempla la construcción de 20 tanques con capacidad de almacenamiento de 1 millón de metros cúbicos, la más grande con que contará el país por sobre la de Oiltanking Ebitem en Bahía Blanca o la de Terminales Marítimas Patagónicas (Termap) en el Golfo San Jorge.

La iniciativa de la petrolera tiene un costo y una envergadura por la cual no sólo se destinará a transportar la producción de la firma estatal sino también la de otras compañías.

El detalle de la obra contempla un oleoducto de 570 kilómetros que irá desde cercanías de la localidad neuquina de Añelo, en Neuquén, hasta la zona de Punta Colorada, en cercanías de a la localidad de Sierra Grande, una extensión de la cual unos 525 kilómetros de ducto se emplazarán en la provincia de Río Negro. El otro foco del proyecto está puesto en la terminal de exportación de hidrocarburos en la zona de Punta Colorada, y la misma prevé una capacidad final de exportación de 125 millones de barriles por año, a través de dos monoboyas que se emplazarán a unos seis kilómetros de la costa para cargar un buque cada cinco días.

En la reciente Audiencia Pública que se realizó para tratar el Estudio de Impacto Ambiental, la petrolera justificó realizar la obra en un área que requirió la modificación de una ley provincial, a pesar del rechazo de grupos ambientalistas que alertaron por el riesgo de graves daños en la zona de reproducción y cría de la Ballena Franca Austral en el Golfo San Matías.

Para la empresa Punta Colorada es la menor distancia de Vaca Muerta a la costa oceánica atlántica y le permite contar con mayores profundidades marinas necesarias para que puedan amarrar los enormes buques petroleros VLCC (Very Large Crude Carrier), que pueden medir más de 300 metros de largo y 60 metros de ancho, además de cargar 2 millones de barriles de petróleo.

Este punto de la costa rionegrina ya fue el eje de otro mega proyecto que se agotó en los ’90 luego de décadas de explotación de la mina de Sierra Grande, yacimiento que evacuaba su producción por el hoy muelle minero abandonado en la misma zona de Punta Colorada, próximas a las conocidas Playas Doradas. Durante esos años, Sierra Grande llegó a tener 20.000 habitantes y se construyeron barrios enteros para los mineros y trabajadores que alimentaron el desarrollo económico de la zona.

El oleoducto para muchos promete reavivar mejores tiempos para la región, con la promesa de poner a la Argentina en el mapa de los grandes exportadores de petróleo del mundo, desde la terminal más moderna del mundo.

La obra se encamina en momentos en que Vaca Muerta registra una sucesión de récords de producción, y acaba de alcanzar en septiembre los 305.000 barriles diarios, aportando el crecimiento del total nacional de 645.500 barriles, la mayor producción mensual de petróleo en Argentina desde noviembre de 2008. Estos niveles de producción no convencional implican una suba del 2,7% superior a agosto, que también consolida un aumento del 18,1% con relación a septiembre del año anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com