Cómo es el equilibrio de Maximiliano Pullaro dentro de Unidos: la relación con LLA y la posibilidad de ser reelecto

Getting your Trinity Audio player ready...

Aunque los dirigentes en su mayoría evitan hablar en público sobre las elecciones legislativas del año que viene, por lo bajo es el tema que preocupa y ocupa a todos los espacios políticos, sobre todo ante la notable construcción política de La Libertad Avanza en todas las provincias. Es el caso de Santa Fe, donde Maximiliano Pullaro debe hacer un equilibrio entre las tensiones propias de un frente tan amplio y variado como es Unidos para Cambiar Santa Fe.

Desde el PRO, la vicegobernadora Gisela Scaglia ya adelantó que aceptaría una eventual ampliación de la coalición con los libertarios para posicionarse para el 2025, mientras que el mandatario radical intenta sacar el tema de agenda.

En Santa Fe no tienen dudas: el enemigo es el kirchnerismo. Con ese norte es que la actual presidenta del PRO local invitó a La Libertad Avanza a sumarse a la coalición. De todos modos advirtió: “Un acuerdo sí pero una fusión es una irrealidad”. Fue una clara respuesta a las ideas nacionales de Patricia Bullrich. Las declaraciones de Scaglia fueron en el contexto de un documento firmado por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, en el que lanzaron críticas a la gestión de Javier Milei.

Cuestionar las políticas económicas de Milei no es un lugar cómodo para Pullaro, como para el resto de los gobernadores. Sabe que su territorio es muy permeable a las ideas de la libertad, pero también padece las consecuencias de la motosierra de Milei, sobre todo en la obra pública y la deuda de Anses a las Cajas de Jubilaciones. Esta última fue el motivo por el cual el santafesino se alió con sus pares de Entre Ríos, Rogelio Frigerio; y de Córdoba, Martín Llaryora.

Según pudo saber Periodismo Federal, Pullaro está totalmente abierto a la posibilidad de una alianza local con los libertarios pero en su entorno aclaran: “Su prioridad sigue siendo la gestión y mantener el equilibrio dentro de Unidos”. Es que – justamente- la idea de ampliar la coalición incomodó de sobremanera a los socialistas. “Todavía no lo tenemos como una posibilidad. No es algo que hayamos conversado”, dijo Clara García, presidenta de la Cámara de Diputados de la provincia y referente del Partido Socialista.

Otra pata de la mesa a la que Pullaro no puede quitarle el ojo es a su relación con Evolución. El gobernador mantiene un vínculo de amistad y agradecimiento con Martín Lousteau, por haber sido el líder nacional que lo apoyó en su carrera por derrotar al peronismo en Santa Fe.

Hoy las encuestas reflejan una imagen negativa del senador radical en la sociedad, que responde a su rol como extremo opositor a las ideas de Milei. Por estos días, se ocupa de construir un espacio de centro para las próximas elecciones, que rechace tanto a los libertarios como al kirchnerismo. Es un problema que Pullaro quiere dejar para el futuro.

¿Pullaro reelecto?

Desde que asumió la Gobernación, Pullaro evitó pronunciarse sobre una reforma constitucional que, entre otras cosas, le permita una reelección en su provincia, instancia vedada con las leyes actuales. El triunfo de Unidos fue tan arrollador que les dio una mayoría parlamentaria. Para sancionar esta medida se necesitan dos tercios de los votos en ambas cámaras: 34 votos en Diputados y 13 en el Senado. El oficialismo tiene 28 bancas en la primera y 14 en la segunda. Se estima que donde faltan manos alzadas, contarán con el apoyo del peronismo, el bloque que lidera Amalia Granata y la izquierda.

En concreto, el próximo año Santa Fe debe renovar todas las autoridades comunales, la mitad de los concejales y algunos intendentes, entre ellos, los de las ciudades de San José de la Esquina, Teodelina, Helvecia, Villa Minetti y Alvear. Pero la estrategia de Pullaro sigue siendo la misma: mostrarse enfocado en la gestión y los reclamos por la Caja de Jubilaciones y los déficits de ASSA, EPE e IAPOS. Ponerse al frente de una reforma iría en contra de su perfil gestor y de combate contra el narcotráfico. Es por eso que la idea quedó en manos de los legisladores del espacio.

En total hay cuatro proyectos presentados en la Cámara de Diputados para reformar la Constitución provincial: el de Joaquín Andrés Blanco, del bloque socialista; el de Walter Ghione (UNO), de Carlos Del Frade (FAS) y el último que llegó a finales de mayo de José Corral (UCR). Según explicaron a este medio desde la Casa Gris, se busca consensuar un texto de reforma constitucional sobre la base de las cuatro iniciativas con estado parlamentario.

Entre los puntos más importantes, se destacan la unificación de los mandatos provinciales, municipales y comunales en cuatro años, con elecciones conjuntas y un tope en el presupuesto anual legislativo, con el objetivo de economizar gastos de la política y del Estado.

Además, proponen la reelección inmediata del gobernador y vicegobernador por un período, un punto importante para el futuro de Pullaro, y se conserva el sistema bicameral y se elimina en Cámara de Diputados la mayoría de 28 diputados.

Las otras dos novedades que suma al texto son el Consejo de la Magistratura para definir la elección de candidatos a jueces y para evaluar las conductas de integrantes del Poder Judicial, y la formación de una Auditoría General como ya sumaron la mayoría de las provincias.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com