Cómo es el “apagón programado” que el Gobierno realizará con los medios públicos

Getting your Trinity Audio player ready...

Lo que se busca con esta medida según el Gobierno es “unificar criterios de difusión” y “reiniciar la comunicación digital” después de que se “reorganicen” de forma interna cada una de las empresas.

Días atrás, trabajadores de todos los medios públicos, por medio de una carta que enviaron al Senado de la Nación, rechazaron las privatizaciones propuestas en la Ley de Bases que se está discutiendo desde la semana pasada.

En dicha carta se dejó asentado que la venta de los canales y las radios “se suma el silenciamiento e intento de cierre de la Agencia pública de noticias y publicidad Télam”, todas acciones que “atentan contra la libertad de expresión, el derecho a la información, el federalismo y la soberanía de la comunicación de nuestro país”.

Por su parte, desde la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) convocaron a “un apagón digital en los medios públicos” debido a que “el gobierno de Milei avanza de manera ilegal” y pasa “por encima del Congreso”.

Los medios nacionales se encuentran intervenidos desde febrero. El servicio abarca la agencia de noticias Télam, Radio y Televisión Argentina, Contenidos Públicos y la plataforma Educ.ar. Entre las últimas medidas tomadas por la intervención, las autoridades resolvieron la semana pasada anular el convenio con el canal Telesur que había sido firmado por el gobierno anterior. Casa Rosada determinó volver a apartarlo de la programación de la Televisión Digital Abierta (TDA), luego de que lo reimplantara la gestión de Alberto Fernández.

En medio del proceso de cierre de la agencia de noticias Télam, el Gobierno volvió a prorrogar por siete días más la extensión del régimen de retiros voluntarios, al igual que el pago de sueldos a los empleados dispensados y el plazo límite que se había fijado para que los trabajadores devuelvan todos los equipos que les fueron asignados para su labor.

De acuerdo a los datos que pudo acceder LA NACION, al momento alrededor de un 47% del total de los trabajadores de Télam- un universo que alberga a más de 770 empleados, algunos de más de 30 años de antigüedad‑, se acogió al régimen de retiros voluntarios. En otras palabras, al menos 360 trabajadores ya negociaron su salida de la agencia estatal.

“En virtud al alto interés en la adhesión al Plan de Retiro Voluntario (PRV) vigente y, encontrándose en pleno trámite múltiples suscripciones al respectivo acuerdo, se resuelve la extensión de dicho plan por el plazo excepcional de siete días más a partir del día de la fecha en los términos y condiciones autorizados”, se aclara en el escrito rubricado por Diego Chaher, , quien en los últimos anunció el cierre de todas las corresponsalías de la agencia en el país. La semana pasada se vaciaron las oficinas de mayor dimensión, ubicadas en La Plata y Rosario.

En el escrito, luego, se agrega: “Dicha extensión de plazo también se aplica para el deber de restitución de los bienes de la empresa en poder de los empleados que se están acogiendo al régimen de retiros y/o dispensados de sus tareas”. Por medio de otra nota interna, el interventor estableció que también se “extiende la dispensa de prestación de débito laboral con goce de haberes por siete días”, hasta el 24 de mayo.

Vencida la prórroga el Gobierno podrá continuar con el procedimiento preventivo de crisis que le permite avanzar con desvinculaciones del personal, que podrían alcanzar al 82% de la planta y suspensiones de cláusulas convencionales vigentes. Pero, además, quedará habilitado de pagar a los trabajadores el 50% de la indemnización.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com