China se abre a la importación de maíz argentino genéticamente modificado

person holding corn from its tree
Getting your Trinity Audio player ready...

La Argentina recibió el visto bueno de las dependencias chinas y fueron habilitados para comenzar la exportación de maíz al país asiático a partir de julio. 

La noticia la comunicó la secretaría de Bioeconomía, a cargo de Fernando Vilella, tras recibir la notificación del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales (MARA) de la República Popular China sobre la habilitación de todos los eventos biotecnológicos de maíz Una habilitación clave para comenzar con los embarques.

Desde el gigante asiático confirmaron que los eventos biotecnológicos de maíz MON-87411y DAS-59122–7 ya forman parte del listado de eventos biotecnológicos habilitados en el sistema de solicitud de Certificados de Bioseguridad para importación, lo que se encontraba pendiente hasta hoy.

Las gestiones de la Secretaría de Bioeconomía, a través de su Consejería Agrícola en la Embajada Argentina en Beijing, fueron realizadas en coordinación con el sector exportador argentino, incluyendo presentación de documentación oficial, intercambio de información disponible sobre el estado de los registros y la posibilidad efectiva de concretar operaciones.

“Nos confirmaron que están dadas todas las condiciones para avanzar con los envíos a China a partir de julio”, dijo Gustavo Idígoras, presidente de la cámara CIARA-CEC, confirmando por primera vez que los planes estaban encaminados para iniciar las exportaciones.

“El mercado chino está creciendo con 20 millones de toneladas de importaciones por año. Brasil es el primer proveedor. Por lo tanto, Argentina tiene todas las condiciones para ser un proveedor fuerte y confiable de maíz para alimentación animal”, afirmó Idígoras.

Los dos países llegaron a un acuerdo inicial el año pasado para abrir las exportaciones de maíz argentino a China, pero los datos oficiales muestran que no se han realizado envíos de cereal a puertos chinos desde que se firmó, y quedan cuestiones pendientes por resolver.

Los dos países intentaron hace más de una década abrir el comercio del maíz argentino, la mayor parte del cual está genéticamente modificado. En 2012 se permitió la entrada a China de una pequeña cantidad como prueba, pero las preocupaciones de Beijing sobre los OGM ‑organismo modificado genéticamente- frenaron las cosas.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com