Carreras versus Weretilnek: pelea palaciega en Río Negro

Suele suceder que, cuando el gobernador de alguna provincia argentina no puede reelegir, ponga en su lugar a un dirigente de su máxima confianza; también es muy común que ese “delfín” -como se lo llama en política palaciega-, al tiempo de asumir el cargo, comience a diferenciarse del que lo entronizó en el poder.

Tal es el caso de Río Negro con el senador nacional y exgobernador Alberto Werertilnek y su sucesora, la mandataria actual, Arabela Carreras, quien, a menos de dos años de la elección, ya deslizó su deseos de reelegir, lo que detonó la interna en el partido provincial.

“Si, es muy lindo tener la oportunidad de gobernar nuestro pueblo”, respondió Carreras días atrás, ante una pregunta periodística sobre si le gustaría reelegir como gobernadora. 

Esa afirmación sonó como una declaración de guerra en el cuartel de Weretilnek, quien accedió a la gobernación tras la muerte del peronista histórico Carlos Soria. “No es el momento. La cabeza y la  de todos nosotros deben estar puesta en lo que está pasando”, replicó contundente el senador y avanzó: “No es el momento para ese tipo de cosa. Está en su derecho. Pero, hoy, la cabeza y la energía de todos nosotros tiene que estar puesta en lo que está pasando y cómo salir de la situación en la que la pandemia nos ha puesto”, dijo Wereltinek a la prensa.

El contrapunto entre ambos ya se venía advirtiendo en algunos cambios de funcionarios que realizó Carreras en su gabinete, pero su ahora declarado deseo de reelegir -pese a que el año pasado lo había negado- abrió una disputa con final inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí