TRAS LA POLÉMICA POR EL PROTOCOLO DE ABORTO NO PUNIBLE, CAMBIEMOS “SE DOBLA PERO NO SE ROMPE”

“Que se rompa, pero que no se doble”, lanzó el líder radical Leandro Alem en 1896, ante la posibilidad de la disolución del radicalismo que se debatía en enfrentamientos intestinos. La famosa frase fue recordada en las últimas horas por muchos radicales disgustados con el presidente Mauricio Macri por su decisión de derogar el protocolo del aborto no punible, del ministro de Salud Adolfo Rubinstein (UCR), a quien la medida lo puso en un callejón sin salida, que terminó con su renuncia a la secretaría de Salud a días del cambio de gobierno.

El Gobierno derogó la resolución de Rubinstein bajo el argumento de que varias oficinas relacionadas con el tema, como el Instituto de la Mujer y el Consejo de la Niñez, no participaron del análisis, pero sonó poco creíble el relato del Gobierno de que ningún superior estaba al tanto.

Rubinstein es un profesional de trayectoria y, además, sabe cómo se maneja internamente el Gobierno, con un verticalismo a ultranza en el que todo termina en el todoperoso jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Hace ruido también que un secretario de Estado puede llevar un borrador de resolución a la oficina de Pablo Clusellas, secretario de Legal y Técnica y experto en la materia, y que el texto salga publicado en el Boletín Oficial.

El tema –como era esperable- no sólo generó polémica en la sociedad y en la Iglesia, sino que provocó casi un terremoto en la UCR, cuyos dirigentes salieron rápidamente a apoyar a Rubinstein, en tanto que en el PRO muchos exigían su despido.

Hasta el líder radical Ernesto Sanz, alejado parcialmente de la vida pública, regresó luego de un tiempo en que no aparecía hablando de temas de gobierno y posteó en Twitter: “Mi solidaridad, apoyo y afecto a @RubinsteinOk, un funcionario ejemplar, un lujo de la salud pública. Como tantos radicales a lo largo y ancho del país, nos sentimos orgullosos de su gestión”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí