Bullrich y el dilema del socialismo en Santa Fe

Getting your Trinity Audio player ready...

En busca de contener el armado de Juntos por el Cambio, sin perder de vista su propia carrera presidencial, Patricia Bullrich protagonizó una semana de fuego cruzado con Juan Schiaretti que, a su vez, tuvo repercusiones en Santa Fe. La provincia elegirá gobernador este domingo 10 de septiembre y, si bien Maximiliano Pullaro se encamina a un triunfo cómodo, la disputa estará en la lista de diputados, que aseguran será una pelea de tercios.

“Hay que dejar que el voto a Schiaretti se disperse como quiera. No sería malo que ahora no sea candidato a presidente. No sería malo y sería una buena idea que piense en otras formas de colaborar con el país”, dijo Bullrich durante su última visita a Córdoba. Ambos mantienen una relación tensa desde que Horacio Rodríguez Larreta propuso ‑previo al cierre de listas- que el gobernador se sume a Juntos por el Cambio para “ampliar” el espacio. El PRO ‑con Federico Angelini de presidente- votó en contra en la Mesa Nacional.

El pedido de Bullrich no cayó para nada bien en Córdoba. “Se nota demasiado que Bullrich está desesperada. Ya se peleó con (Mauricio) Macri, y ahora le falta el respeto a un dirigente que fue tres veces gobernador de la segunda provincia más importante del país, que fue diputado, que estuvo exiliado. Ella misma está pulverizando sus propios votos. Evidentemente era buena candidata para ganarle la interna a Rodríguez Larreta, pero es una pésima candidata presidencial”, respondieron en el entorno de Schiaretti.

Lo más llamativo, y contradictorio, fue que durante su visita a Rosario, Bullrich llamó a votar por la lista de Clara García, la ex esposa de Miguel Lifschitz: “Maxi Pullaro va a ser gobernador y Clara García diputada. Santa Fe necesita ir fuerte contra el narco por la seguridad y por la producción y para ello va a necesitar leyes y para eso necesita gobernabilidad y Clara García le va a dar la gobernabilidad que Santa Fe necesita”.

García compite en la categoría de diputados con Omar Perotti y Amalia Granata. Los propios involucrados aseguran que será un resultado peleado y, al igual que la elección nacional, de tres tercios. Pero lo llamativo es que la dirigente socialista se mostró a favor de la candidatura de Schiaretti desde el año pasado.

“El PRO está haciendo campaña para una socialista, entonces comprendo lo que dice Milei. Hicieron un zafarrancho para seguir teniendo cargos y bancas en la Legislatura y ahora el PRO que nada tiene que ver con el socialismo, milita a una socialista”, alertó Granata en una entrevista televisiva.

Granata tiene grandes posibilidades de presidir la Cámara de Diputados de Santa Fe, ya que en las PASO que se realizaron en el mes de julio, la periodista logró 180 mil votos que la posicionaron como una de las posibles ganadoras en la categoría legislativa. Además, según la Constitución provincial, la lista de diputados que gane se llevará 28 de las 50 bancas.

Para el próximo domingo cuenta con un plus: un armado electoral con libertarios locales. Javier Milei ganó en Santa Fe como candidato a presidente con más del 35% de los votos, sin embargo, no apoya a ningún candidato a gobernador ni lista legislativa. De todos modos, Granata asegura que mantiene un buen vínculo con el líder de La Libertad Avanza: “Somos como primos, pero no compartimos la misma elección. Yo voy a una elección provincial y él está en una nacional, pero compartimos ideas parecidas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com