Bertone se irá de la gobernación ocho días antes para asistir a la asunción de Alberto 

Ya nada sorprende en la provincia más austral del mundo. La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone (PJ), anunció que renunciará a su cargo nada menos que ocho días antes para asumir como diputada nacional y, de paso, poder asistir a la asunción y festejo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner.

De esa forma, por la Ley de Acefalía, el vicegobernador Juan Carlos Arcando será gobernador por ocho días, hasta que le entregue la banda al nuevo gobernador, Gustavo Melellas (Forja), actual intendente de Río Grande, quien ganó las elecciones en primera vuelta el 16 de junio.

Bertone adujo en su renuncia que “durante estos cuatro años he tenido el alto honor de presidir el Poder Ejecutivo provincial por elección democrática del pueblo fueguino, y he puesto el mayor esfuerzo junto con mi equipo de trabajo para ordenar el Estado, lograr la paz social en nuestra sociedad, y comenzar a construir la infraestructura necesaria para el desarrollo económico de la provincia”.

En ese camino, admitió “aciertos y errores» y contrastó que «siempre nos hemos dedicado con el mayor esfuerzo y compromiso a la tarea de gobernar atendiendo los requerimientos diarios, pero al mismo tiempo buscando no perder de vista el desarrollo de una política de largo plazo para nuestra provincia”.

“Asumiré una nueva responsabilidad, pero seguiré como siempre con la misma fuerza y la misma vocación de servicio y amor por nuestra Tierra del Fuego”, concluyó la gobernadora, oriunda de Entre Ríos.

Pese a que hubo casi seis meses de tiempo para una transición institucional entre ambos, Melellas rechazó terminantemente cualquier posibilidad de diálogo debido a que le endilgó a Bertone montarle una operación mediática en la que se lo acusaba de presunto abuso sexual contra obreros.

La causa no avanzó pero Melellas nunca olvidó el episodio. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí