Ante el escenario de balotaje, a qué juega hoy Juan Schiaretti

El schiarettismo todavía saborea la gran elección general del domingo. Juan Schiaretti, gobernador saliente de Córdoba y ex candidato presidencial de Hacemos por Nuestro País, cosechó un poco más 1.800.000 de votos, duplicando su performance de las primarias.

De este modo, el mandatario provincial y líder —aún— del peronismo cordobés será blanco de seducción de los dos candidatos presidenciales que lograron hacerse del ticket para disputar el balotaje del 19 de noviembre: Sergio Massa (Unión por la Patria) y Javier Milei (La Libertad Avanza). 

Ambos aspirantes a la Casa Rosada pronunciaron anoche dos discursos con objetivos muy claros. Por un lado, Massa convocó a un eventual Gobierno de unidad en pos de capturar el voto de los radicales —interpelados por los sucesivos discursos de Milei— y la Izquierda. 

Por otro lado, Milei, ya sin pelos en la lengua, busca capturar el voto broca contra el kirchnerismo, relegado en la esfera pública, pero con varios cuadros políticos que revalidaron sus bancas en el Congreso de la Nación, como Máximo Kirchner. 

En este contexto, hacia adónde viren los votos de Schiaretti en la contienda final serán tan decisivos como la postura que termine adoptando la Unión Cívica Radica (UCR). 

Martín Llaryora

Esta semana, Schiaretti viajará junto a su sucesor, Martín Llaryora, a Kuwait. Serán acompañados Omar Perotti y Maximiliano Pullaro, gobernador saliente y electo, respectivamente, de Santa Fe. Inversiones y financiamiento de infraestructura interprovincial será la razón del vuelo. 

Fuentes consultadas por Noticias Argentinas en las filas de “el Gringo” admitieron que el largo viaje al país ubicado en la península arábica se conversarán temas vinculados a la transición cordobesa y la posición que adoptará el camaleónico peronismo mediterráneo en el balotaje.

“Van a coincidir en el viaje (Schiaretti y Llaryora) y es muy probable que se definan muchas cosas”, sostuvo una fuente cercana a Schiaretti. El próximo Gabinete del Gobierno de Córdoba será uno de los ejes de discusión. 

Aunque el plato principal de la charla será la postura que adoptará el schiarettismo en la batalla final entre Massa y Milei. Otra voz del círculo íntimo de Schiaretti ratificó su postura de no pronunciamiento explícito en la contienda. 

“Yo no me imagino a Schiaretti pronunciándose en favor de alguien. No es su característica ni tampoco la del peronismo cordobés. Seremos un poco tibios…”, sostuvo, entre risas, el colaborador.  

Sin embargo, la misma fuente advirtió: “Más allá de la postura de Juan, acá hay un gobernador electo y hay que respetar eso. Será él (en referencia a Llaryora) quien deba convivir cuatro u ocho años con el futuro presidente”. 

Llaryora, actual intendente de la ciudad de Córdoba, que será reemplazado por su delfín Daniel Passerini, emerge en el interior como el referente peronista mejor posicionado desde el 10 de diciembre. 

Se tratará de una figura clave en un eventual armado de Massa, junto a Axel Kicillof (Buenos Aires), en el caso de que el ministro de Economía logre imponerse en la segunda vuelta contra el libertario. 

  • Para NA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com