Alberto y Massa se mostraron juntos en el inicio de la construcción del gasoducto

Alberto Fernández y Sergio Massa se mostraron juntos ayer en un acto para la firma de la construcción del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner, en Salliqueló, la ciudad de la provincia de Buenos Aires a la que llegará la obra desde Vaca Muerta, y responsabilizaron a la guerra por la falta de dólares.

«No me iría tranquilo de la presidencia si esta obra no se hubiera puesto en marcha porque hace falta», sentenció el Presidente durante el acto.

Además, enfatizó el mandatario que no quiere «nunca más que las tarifas estén dolarizadas en la Argentina, porque las tarifas tienen que estar vinculadas, como dicen los sociólogos, con una sociedad dada en un momento dado». 

Por su parte, el ministro de Economía puso el foco en la importancia de la obra que, según precisó, le permitirá al país ahorrar entre 1300 y 2200 millones de dólares, pero también en la sangría de divisas de las reservas del Banco Central que implica la importación actual.

«En diciembre el país tenía una proyección de energía y un valor, y esos valores se incrementaron en el mundo entre 5 y 10 veces», dijo Massa, y explicó que «entre dejar salir un poco más de reservas o cortar el gas y la luz», el Gobierno decidió «soltar un poquito de reservas pero garantizar que los argentinos puedan tener calefacción en casa y computadoras funcionando».

Axell Kicillof ambién aprovechó para lanzar una crítica al gobierno de Mauricio Macri: «Si hubiésemos tenido gasoducto, esos más de 4.100 millones de dólares que nos costó la guerra (Rusia-Ucrania) en su gran mayoría los hubiésemos ahorrado. Eso para entender la importancia que tiene para el país esta obra», añadió.

Massa y Fernández coincidieron en apuntar a la guerra entre Rusia y Ucrania como la responsable de los miles de millones de dólares que el país gasta para importar energía. «En este momento en que los precios han subido por la guerra desatada entre Rusia y Ucrania, nosotros tenemos gas», celebró Fernández.

Y agregó que Argentina tiene «una gran oportunidad como país» porque el gas puede convertirlo en «proveedores para todo el mundo».

El Presidente y el flamante ministro de Economía, Agricultura y Desarrollo Productivo compartieron un escenario después de que Massa decidiera bajarse a último momento del acto del martes en Lomas de Zamora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí