Alberto Fernández participó del Tedeum del 25 de mayo

El presidente de la Nación participó ayer del Tedeum en la Catedral Metropolitana. Como en sus primeros dos años de gobierno hubo restricciones por la pandemia, esta fue la primera vez que el presidente pudo participar de manera presencial.

Primero estuvo en la Casa Rosada con muchos de sus ministros y funcionarios, como el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Allí tomaron un chocolate caliente y comieron churros, y luego caminaron hasta el lugar donde se llevó a cabo la tradicional misa.

Previo a su llegada a la Catedral, Alberto Fernández habló con la prensa y expresó: “Más unida que nunca, es un tiempo muy difícil en el mundo. Después de la pandemia que tanto dolor nos trajo, nos somete a una guerra cruenta que nadie hubiera querido. Tenemos que trabajar por la paz; voy a seguir trabajando a donde vaya pidiendo por la paz en el mundo”.

Tras esto, le preguntaron sobre la interna en el Frente de Todos y, si bien dijo haber desconocido los últimos trascendidos, manifestó: “No sé qué pasó en las últimas semanas, pero la unidad depende de nosotros, es una decisión de cada uno de nosotros”. “Vivimos en un mundo muy convulsionado, muy dañado, tenemos una humanidad que corre riesgo de sufrir grandes hambrunas y lo que necesitamos es unir esfuerzos. Yo no quiero que piensen como yo; que cada uno piense como piense, pero primero, la gente”, concluyó.

Por su parte, en el Tedeum, el arzobispo Mario Poli dio un mensaje dirigido a Alberto Fernández y su gobierno en el que habló de “tensiones que parecen repetir crueles enfrentamientos” y criticó “los enfrentamientos para conservar intereses propios”. En ese contexto, citó al Sumo Pontífice: “El Papa nos dice con sus gestos del buen samaritano que la existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás. La vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí