Alberto Fernández inauguró edificio de Universidad Nacional de Tucumán

Getting your Trinity Audio player ready...

El presidente Alberto Fernández inauguró hoy el edificio de la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y, luego de destacar la inversión pública en esa área durante su gestión, reiteró que es necesario “acercar” la educación superior “a la gente” ya que no se le puede exigir a los jóvenes “que sufran el desarraigo para poder estudiar”.

“Los tiempos que se avecinan reclaman del conocimiento, del desarrollo científico y para eso, las universidades son centrales. Yo soy de los que piensan que hay que abrir muchas universidades para acercarlas a la gente. No podemos exigirles a los jóvenes que sufran el desarraigo para poder estudiar”, dijo el jefe de Estado en el acto junto al gobernador Juan Manzur y al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.

Fernández señaló que gracias a una tradición que se extiende al Siglo XIX, en la Argentina se desarrolló “la idea de la educación pública con mucha fuerza” y destacó hitos como la reforma universitaria de 1918 y la gratuidad impulsada durante el primer Gobierno de Juan Domingo Perón.

“Hay que acercar la universidad a los chicos y no que los chicos se acerquen a la universidad. Es exactamente lo que promovemos. No es sólo crearlas, es mejorar las condiciones de infraestructura de las que ya existen y que gozan de prestigio”, explicó.

Además hizo una defensa del desarrollo federal, con acento especial en el Norte Grande: “No es verdad que la ciencia y la tecnología sean propiedad o patrimonio de Buenos Aires y su área metropolitana”. Y afirmó que cuando llegó al Gobierno, “el 80% de los recursos del desarrollo estaban destinados a Buenos Aires; cambiamos esa ecuación, y el 80% van al interior del país”.

Fernández explicó que esa decisión no es “un acto discriminatorio”, sino que “es poner las prioridades donde deben estar”.

Como ejemplo, puso el caso de una multinacional láctea que desde hace un tiempo comercializa un yogur “que tiene una bacteria que es muy buena para el cuerpo humano” y que fue desarrollada por el Conicet y por personal de la Universidad de Tucumán.

“¿Y eso de qué da cuenta? Que la ciencia y la tecnología está en la cabeza de muchos argentinos, no de los que van al puerto” de Buenos Aires “y que nosotros tenemos que ayudarlos a que desarrollen esa ciencia y tecnología en el interior de la patria”, argumentó.

En ese mismo sentido, dijo que uno de sus objetivos fue poner “especial atención” al Norte, y ejemplificó diciendo que sólo en Tucumán hay “380 obras en ejecución y un numero más reducido en planificación”.

“El presupuesto de obras públicas creció un 633%, pero el presupuesto para el Norte creció casi el 800%”, añadió, y dijo: “Si el mundo necesita alimento, el Norte lo produce. Si necesita carne, el Norte lo produce. Si necesita litio, el Norte lo produce. Si necesita cobre, el Norte lo produce. Es la gran oportunidad que tenemos de desarrollar al Norte”.

El edificio inaugurado tiene 4.216 metros cuadrados de superficie, requirió una inversión del Gobierno nacional que supera los 760 millones de pesos, beneficiará a 2.900 estudiantes y generó 60 empleos directos.

Manzur dijo que la inauguración es “un paso adelante muy importante” para la Universidad local y destacó la importancia que, históricamente, el peronismo le ha otorgado a la educación superior. 

“Uno de los postulados nuestros es cuando hablamos de la movilidad social ascendente. Que los hijos sean mejores que los padres, a través del estudio”, dijo. 

Recordó especialmente la creación de la Universidad Tecnológica Nacional en el año 1948 y destacó que en 1949 “el general Perón firmó el decreto quitando para siempre los aranceles a la universidad pública, generando el acceso a la universidad pública de los hijos de los obreros”.

“Pasaron más de 70 años y nuestra visión sigue firme”, subrayó.

El rector de la universidad, Sergio Pagani, al brindar la bienvenida a los visitantes calificó a la inauguración como un hecho “tan importante” que brinda “tanta alegría” a la comunidad académica.

“Es una obra muy sentida por la Universidad y, especialmente, por la Facultad. En 2018 pedían que las universidades pusiéramos la mitad del financiamiento” para las obras, recordó el docente. 

Según se informó oficialmente, la nuevas instalaciones permitirán brindar espacios de estudio e investigación más seguros, modernos y adecuados, mejorar la oferta académica y beneficiar a la población estudiantil, cuya matrícula se encuentra en constante crecimiento.

El Programa Nacional de Infraestructura Universitaria actualmente en ejecución contempla 167 intervenciones edilicias en universidades nacionales, con una inversión total de $57.118 millones.

Forman parte de esta iniciativa 136 obras vigentes, de las cuales 29 están finalizadas, 50 en ejecución, 2 a iniciar, 55 en proceso licitatorio, a la vez que 31 proyectos se encuentran en evaluación para llegar a todo el territorio argentino.

Las obras son implementadas por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación en articulación con la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación y reciben el financiamiento internacional del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y del Tesoro Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com