«Esta temática no depende de un funcionario, los resultados estoy seguro de que van a ir dándose, (pero) no se dan de la noche a la mañana», advirtió ayer el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti (PJ), al salir a apoyar a su cuestionado ministro de Seguridad, Marcelo Saín, quien parece «no dar pie con bola» y está siendo cascoteado desde gran parte del arco político y de la sociedad.

Es que la ola de inseguridad en Rosario, la ciudad más poblada de Santa Fe y la tercera del país, no cesa: ya hubo 39 homicidios en los 49 días de este año.

Saín, proveniente de la justicia santafesina, hizo una enorme purga policial ni bien asumió en diciembre como ministro de Seguridad, en busca de sacar del escenario a policías corruptos o vinculados a bandas de narcotráfico y criminales que vienen azotando la provincia desde hace tiempo.

Pero no solo la sociedad rosarina está sacudida por los crímenes que se suceden sin solución de continuidad ante la aparente situación de un Estado provincial inerme ante la ramificación de las organizaciones delictivas y de narcotráfico en el territorio santafesino.

Tal es así que la semana pasada se realizaron marchas ciudadanas en casi todas las ciudades y comunas de Santa Fe, en reclamo de seguridad.

«Estamos convencidos de que éste es el camino para dejar una institución policial mejor a la altura de lo que los santafesinos quieren», afirmó Perotti, quien dijo que era sabido que iba a haber «coletazos» luego de que la plana mayor policial fuese pasada a retiro.

«La situación es muy compleja y ha tenido en el inicio exposiciones muy duras, en particular en Rosario, lo que habla de las dimensiones de la problemática que tenemos. Por eso cuando el gobierno nacional decide estar presente con las Fuerzas Federales, lo destacamos, porque la Argentina no puede tener focos de conflictividad tan importantes y vinculados al narcotráfico que nos genere estas situaciones»,  graficó el mandatario y buscó dar una señal de que no se deja dominar ni abatir: “Empezó una etapa nueva y va a haber muchos coletazos, pero la firmeza está clara en este camino. Tenemos que cuidar a los santafesinos de otra manera y forjar una institución policial nueva, diferente y moderna, comprometida con la sociedad y alejada del delito».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here