El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, insiste y quiere su ley de emergencia, tal como la consiguió a nivel nacional el presidente Alberto Fernández. En diciembre la Legislatura le rechazó los proyectos y ahora, tras un diálogo con el socialismo y el radicalismo, que manejan la Cámara de Diputados,  envió finalmente el proyecto de ley de «Necesidad pública» a la Cámara de Senadores, donde el peronismo tiene mayoría , y que hace eje en la cuestión social, de salud y alimentaria y en materia de seguridad pública.

De esa forma, el mandatario trata de que se sancionen esas leyes y así se le den facultades extraordinarias para disponer en esos temas, luego de que proyectos similares fueran rechazados por la Legislatura en diciembre pasado.

“Se remite a vuestra consideración, tratamiento y sanción definitiva el proyecto de ley por el cual se declara el Estado de Necesidad Pública en materia Social, Alimentaria y Sanitaria, de las Contrataciones Públicas, Financieras y de Seguridad en la provincia de Santa Fe, hasta el 30 de junio de 2021”, expresa el proyecto enviado por Perotti, quien en las últimas semana dio un brusco giro en su política y, en el marco de un diálogo con la oposición parlamentaria, anticipó el contenido de las leyes al socialismo y al radicalismo en busca de los votos para la sanción de la norma tan ansiada.

“Como se advierte, cuando se configura una situación de grave perturbación económica, social o política que representa un máximo peligro para la comunidad toda, el Estado democrático tiene la potestad y aun el imperioso deber de poner en vigencia un derecho excepcional, o sea un conjunto de remedios extraordinarios destinados a asegurar la autodefensa de la comunidad y el restablecimiento de la normalidad social que el sistema político de la Constitución requiere”, indica el texto del proyecto.    

Pese a ello, el diputado radical Máximo Pullaro salió rápido a criticar el hecho de que el  proyecto de «Necesidad pública» finalmente haya ingreso «unificado y por el Senado» y mencionó que «desde la UCR oportunamente se pidió que ingrese desdoblado y por la cámara de Diputados» y le respondió el jefe del bloque peronista en Diputados, Leandro Busatto, quien defendió lo hecho por Perotti y fundamentó que esa postura «es razonable en función de que si bien toca varias aristas, la ley centralmente recorre una necesidad pública“. 

El socialismo, por su parte, en un una reunión de Junta Provincial, a la que asistieron Enrique Estévez, Pablo Farías, Joaquín Blanco, Claudia Balague y Laura Mondino, ratificó también su «vocación de diálogo».

El tema seguridad es uno de los que más preocupan a Perotti, sobre todo por la ola de homicidios y hechos violentos ocurridos en enero en Rosario, que incluso motivaron un pedido de apoyo a las fuerzas federales de Gendarmería y Prefectura, tras una urgente reunión del gobernador con el presidente Fernández, en la Casa Rosada.

Además, Perotti quiere enfrentar el tema de la deuda, ya que la administración de Lifschitz le dejó un déficit, sobre el cual ninguno de los dos se pone de acuerdo en el monto exacto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here