Durante casi 12 años fue el mayordomo de la Casa Rosada, bajo el cargo de Secretario General de la Presidencia de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Hoy volvió a recorrer los pisos de la Casa de Gobierno invitado por el gobierno de Alberto Fernández para evaluar algunos cambios en la infraestructura que hizo el ex presidente Mauricio Macri y que son severamente criticados por haber alterado zonas protegidas, como una escalera histórica cerca del ingreso de Balcarce 50, frente a la Plaza de Mayo.

Se trata de Oscar Parrilli, ahora senador nacional por Neuquén, quien -consultado por Periodismo Federal– afirmó que «querían hacer un edificio (estilo) Trump, moderno, de vidrios y de otras cosas», cambiando la fisonomía histórica del edificio donde los presidentes y sus ministros ejercen el gobierno.

Según el legislador, «querían borrar la historia» de la Casa de Gobierno y «hacer una nueva historia que recién llegaba con ascensores de vidrios» y diferenció que en su gestión «se dejó una Casa Rosada valorizada, con mucha recuperación del patrimonio histórico»-

«La modernidad no tiene que venir para destruir el pasado o desconocer la historia», advirtió Parrilli.

En tanto, consultado por los periodistas acreditados sobre los cuadros que faltan en el primer piso de la Casa Rosada y que fueron donados por gobiernos latinoamericanos con motivo del festejo del Bicentenario, consideró que «tiene que haber responsabilidad patrimonial, porque hubo donaciones de cuadros de gobiernos con motivo del bicentenario».

Acerca del presidente Fernández, expresó que lo ve «muy bien» y que «está tomando decisiones muy acertadas», como la del programa «Precios Cuidados y lo de la AFI».

En tanto, respecto de la vicepresidenta Fernández de Kirchner, sostuvo que «ella ejerce su rol», al tiempo que señaló que están preparados para sesionar en el Senado en extraordinarias desde «la semana que viene».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here